Portada
Índice del libro
Preámbulo
Reseña
Presentaciones del libro
Conferencias
Entrevista a Nico Hirtt por Beatriz Quirós
SELECCIÓN DE TEXTOS
Nico Hirtt ante la Comisión de Cultura del Parlamento Europeo
Artículo: «La escuela se ha convertido en un negocio para las empresas»

Los tres ejes de la mercantilización escolar

ENLACES
APED
LibrosAlaCarta.com
VOZ
Entrevista a Beatriz Quirós, de la Confederación de STEs, traductora del estudio y colaboradora del autor

 

Nico Hirtt
Los nuevos amos de la Escuela


PREÁMBULO

Bruselas, una tarde de enero de 1989.

En los edificios del poderoso lobby patronal de la Mesa Redonda europea de los empresarios (ERT), un puñado de hombres está aún trabajando:

Giovanni Testa (Fiat, Italia), Bernard Delapalme (Lyonnaise des Eaux, Francia), Herbert Oberhänsli (Nestlé, Suiza), Damien de Callatay (Petrofina, Bélgica) y una decena de otros de entre los más poderosos empresarios de Europa. Esa tarde tienen que dar los últimos toques al informe Educación y Competencia en Europa que la ERT quiere presentar a la prensa unas semanas más tarde. Se trata de encontrar los términos fuertes, las palabras que llamen la atención ya desde la introducción. Hay que empezar recordando "la importancia estratégica (1) de la educación para la competitividad europea", lamentar la "inadecuación y el arcaísmo" de los sistemas educativos europeos, afirmar alto y claro que la "oferta de cualificaciones no se corresponde con la demanda". Esto no es suficiente. Se estigmatiza, además, a una Europa que "autoriza e incluso anima a sus jóvenes a que se tomen el tiempo necesario para realizar estudios 'interesantes', sin relación con el mercado laboral". Se asegura que "las disposiciones para poner a nivel la enseñanza son muy insuficientes". Y concluyen así: "El desarrollo técnico e industrial de las empresas europeas exige una renovación acelerada de los sistemas de enseñanza" para que éstos puedan "seguir el ritmo de un entorno en perpetuo cambio".

Bruselas, 29 de noviembre de 1995.

A tiro de piedra de los edificios de la ERT está la sede de la DG-XXII, la Dirección General de Educación de la Comisión Europea. Su presidenta, Edith Cresson, presenta allí muy orgullosa su nuevo Libro Blanco sobre la educación y la formación: Enseñar y aprender, hacia la sociedad cognitiva. "Los países europeos ya no tienen elección", proclama este informe. "Para conservar su lugar, seguir siendo una referencia en el ámbito mundial, tienen que completar los progresos realizados en la integración económica con una inversión en el saber y la competencia." Y sigue ensalzando "la autonomía" de las escuelas y el "acercamiento entre la escuela y la empresa" (2).

París, 30 de septiembre de 1998.

Con motivo del encuentro mundial de la Global Alliance for Transnational Education (GATE), patrocinado sobre todo por IBM y Coca-Cola, su presidente, Glenn R. Jones, declara: "Desde el punto de vista del empresario, la enseñanza constituye uno de los mercados más vastos y con mayor crecimiento [...]. El sector resiste a la tecnología, sus costos aumentan [y] hay demasiada poca competencia. Se hace cada vez mayor la distancia entre la demanda de formación y la capacidad de acogida de la enseñanza superior. Por todas estas razones, los empresarios consideran que la enseñanza es un extenso mercado por conquistar" (3).

París, unos meses más tarde.

En la sede de la OCDE, los responsables del Centro para la Investigación y la Innovación en la Enseñanza presentan ante la prensa su informe Análisis de las políticas de educación. El tema central es el "aprendizaje a lo largo de toda la vida". Los controladores supranacionales del capitalismo moderno precisan en primer lugar que "las escuelas no podrán responder a esas nuevas expectativas a menos que sean capaces de ocupar una posición central en la sociedad y que se transformen en instituciones 'abiertas', al servicio de intereses muy diversos y de una amplia clientela" (4) .

Washington, 2 de julio de 1999.

En los locales del Banco Mundial, varios cientos de empresarios de la Education Business y de representantes gubernamentales de países del Tercer Mundo se reúnen con motivo de una gran conferencia titulada "Oportunidades de inversión en la enseñanza privada de los países en vías de desarrollo". En su discurso introductorio, Peter Woicke, Managing Director, explica con orgullo que "el Banco Mundial, dirigido por su presidente, James Wolfensohn, es cada vez más un banco de saberes, que aconseja a los gobiernos sobre la manera de privatizar los servicios" (5) . De forma paralela, el banco crea un sitio en Internet dedicado a la promoción de la enseñanza privada.

Lisboa, 18 de marzo de 2000.

Los ministros europeos de Educación dan su visto bueno al proyecto e-Learning, elaborado por Viviane Reding (sucesora de Edith Cresson). La clave: superar el déficit de Europa respecto a los Estados Unidos en el terreno digital.

"La realización de este objetivo pasa ante todo por la educación: adquisición en la escuela de una cultura digital y desarrollo del aprendizaje a lo largo de toda la vida" (6) . Europa debe "acelerar la entrada de sus escuelas y centros de aprendizaje en la era digital".

Vancouver, mayo de 2000.

En la sesión inaugural del World Education Market, primer mercado mundial de la educación, el texto siguiente circula desde los teletipos y faxes a las redacciones del mundo entero: "Más de 2.000 participantes del sector público y privado -compradores de alto nivel, responsables del mundo de la educación y de los gobiernos, líderes de la industria - han confluido en Vancouver para cuatro días de negocios y de encuentros constructivos. Están representadas 1.080 empresas procedentes de 64 países. Destaca la presencia de empresas de enseñanza a distancia, de multimedia y de enseñanza on line".

Bruselas, enero de 2001.

La DG XXII, en la que Viviane Reding ha sustituido a Edith Cresson, publica un documento titulado Los objetivos concretos futuros de los sistemas educativos.
Desde ese momento, si creemos lo que dice la Unión Europea, el principal objetivo estratégico de los sistemas de enseñanza es ayudar a Europa a "convertirse en la economía del conocimiento más competitiva y dinámica del mundo" (7) .

Estos hechos y citas ilustran las características esenciales del sistema educativo que se instala desde finales de los años 80. La patronal irrumpe con fuerza en la escena de la enseñanza; desde ese momento se empiezan a interesar en los contenidos que se enseñan y en las estructuras del sistema de enseñanza. En el plano de los contenidos, los responsables económicos y políticos estigmatizan la inadaptación de la enseñanza a las necesidades de la economía moderna. Los conocimientos, competencias y actitudes inculcados por la escuela ya no se corresponden con las necesidades de la industria y el comercio. Por otra parte, estas necesidades cambian tan rápidamente que se pide a la enseñanza que se centre en preparar para "el aprendizaje a lo largo de toda la vida".

De forma paralela, la escuela y la universidad, por su parte, deben poder adaptarse más deprisa y más "espontáneamente" a las expectativas de los patronos. Para ello, hay que aumentar "la autonomía" de los centros y la competitividad entre ellos. La enseñanza no sólo forma trabajadores. También forma consumidores.

Ahora la gran batalla comercial de la nueva economía exige que éstos se precipiten en masa hacia las novedades tecnológicas. La escuela debe prepararles para ello. Y como no hay nada mejor que servirse uno mismo, la privatización pura y dura de la enseñanza (al menos de los sectores potencialmente más rentables de la misma) aparece ya como el resultado lógico del proceso de desregulación.

Esta privatización, acelerada por la utilización de las tecnologías de la información y de la comunicación, abre la puerta a un gigantesco mercado. La enseñanza, el último y el mayor de los servicios públicos, empieza a ser codiciada por una multitud de inversores en busca de inversiones rentables.

¿Hay que alegrarse por estos grandes cambios? ¿Hay que tenerles miedo? ¿Debemos aceptarlos como transformaciones inevitables y necesarias, gestionarlos como mejor se pueda para combatir sus desviaciones? O bien debemos rechazarlos y, en este caso, ¿qué proponemos en su lugar? No faltan los motivos de inquietud.
La sumisión de la enseñanza a los deseos de los patronos y a las necesidades del comercio digital tendrá un precio. Los saberes eliminados de la formación de los jóvenes, posiblemente no tengan gran importancia para la economía del país, pero ¿se limitan la misión y los objetivos de la escuela a ser únicamente el soporte de la industria y el comercio? ¿Es compatible la adopción por parte de la escuela de un espíritu competitivo y su transmisión al alumnado con nuestro deseo de forjar personas libres, críticas y solidarias? ¿La desregulación de la escuela, la autonomía pedagógica, administrativa y financiera de los centros escolares va a estimular la iniciativa y la experimentación pedagógica? ¿O favorecerá el desarrollo desigual entre centros de élite y escuelas-ghettos?

¿La privatización mercantil de la enseñanza no abre la puerta al control de los contenidos por parte de los mercados y no supone ponerle la puntilla a la escuela gratuita, igual para todas las personas (si es que alguna vez existió una escuela así)? ¿Se podrá evitar el agravamiento de las desigualdades sociales ante los saberes?

¿Son creíbles los pretextos utilizados: asegurar un empleo a todos, combatir el fracaso escolar? ¿Es la empleabilidad una garantía de empleo? ¿La supresión administrativa del fracaso escolar implica automáticamente el éxito escolar? La pretensión de los amos de la economía de transformar los saberes, las competencias, los comportamietos, la conciencia en fin, en otras tantas nuevas mercancías ¿supondrá el último episodio del libre intercambio de las fuerzas del trabajo? ¿O bien asistimos a la deshumanización final del trabajador, a la negación última de valores humanistas que se creían inviolables?

Todas estas preguntas laten en el corazón del presente ensayo.

Notas

1. Mesa Redonda de los Industriales, Education et compétence en Europe, Bruselas, febrero 1989.
2. Comisión Europea. Enseigner et apprendre. Vers la societé cognitive. Livre Blanc sur l´éducation et la formation. Bruselas, 29 de noviembre de 1995.
3. Jones Glenn R., Address given to GATE Conference, París, 30 de septiembre de 1998.
4. OCDE, Analyse des politiques d'éducation, 1998.
5. Peter Woicke, Discurso pronunciado en la conferencia Opportunités d'investissement dans l'enseignement privé des pays en développement, Washington, 1999.
6. Comunicado de prensa de la DG XXII, Bruselas, 27 de marzo de 2000.
7. Ibidem.