LOS STEs CONVOCAN HUELGA CONTRA LA LEY DE UNIVERSIDADES

La Confederación de STEs, ante la decisión del PP de aprobar por la vía de urgencia la Ley Orgánica de Universidades, convoca huelga en todas las Universidades del Estado el próximo día 7 de noviembre y apoya las movilizaciones convocadas por las organizaciones de estudiantes para el día 14.

Los STEs rechazamos el proyecto de Ley que se va a aprobar el día 31 en el Congreso para su paso al Senado por considerar que esta ley no va a mejorar ni el funcionamiento de las Universidades ni la calidad de las enseñanzas que se imparten en las mismas, por ser una Ley que se ha hecho contra los distintos sectores de la comunidad universitaria.

Consideramos los STEs que esta Ley es un proyecto centralista que atenta contra la autonomía universitaria al establecer la “habilitación nacional” por áreas de conocimiento. La selección del Profesorado es competencia de cada Universidad y el MEC no puede limitar este derecho. La enmienda introducida por el PP en el Congreso sobre este apartado ha empeorado aún más la situación, pues el profesorado contratado tendrá que esperar cerca de dos años para poder tener la habilitación e iniciar el proceso de funcionarización que esta realizándose.

El proyecto, de convertirse en Ley, aumentaría la precariedad del trabajo en la Universidad, al aumentar las figuras de contratados y al permitir hasta un 49% de Profesorado con contrato, cuestión absolutamente rechazable por ir contra la calidad de la enseñanza, contra los proyectos de investigación y por aumentar la inestabilidad en el empleo del profesorado universitario.

La elección de Rector por sufragio universal como se propone, es sólo una falsa imagen democrática, ya que lo que se plantea en realidad es una elección corporativa al darle el 51% de los votos a los Doctores funcionarios, cuyo poder sale claramente reforzado en detrimento de otros sectores del profesorado, de los estudiantes y del PAS.

Los STEs rechazamos la teórica desaparición de la reválida que contempla el proyecto de Ley, pues se quiere implantar una reválida al finalizar el Bachillerato –prueba que suena a pasado franquista- y una prueba para cada facultad, lo que hará difícil la entrada a los estudiantes a los estudios que elijan.

Los STEs reclamamos la continuidad del PAS en los órganos de gobierno, su derecho a la promoción interna y a la negociación de sus retribuciones.

Los STEs hacemos un llamamiento a toda la comunidad educativa, al Profesorado, al Personal de Administración y Servicios y a todos los estudiantes, para que secunden la huelga el próximo día 7 y para que participen en las movilizaciones del próximo día 14.  A la vez reclamamos al gobierno que negocie con las organizaciones de la comunidad educativa para reformar esta ley antes de su aprobación en el Senado, pues no se puede hacer una Ley universitaria en contra de todos los estamentos de todas las universidades.

29 de octubre de 2001.

Augusto Serrano, de la Confederación de STEs