ANTE EL DÍA INTERNACIONAL DE LA ALFABETIZACIÓN.

 

El día 8 de septiembre fue declarado en 1.967 por la ONU y por la UNESCO Día Internacional de la Alfabetización, para despertar la conciencia de la comunidad internacional y llegar a un compromiso mundial en materia de educación y desarrollo.

            Todavía hoy, treinta y cuatro años después, las cifras siguen siendo muy significativas: en el mundo hay más de mil millones de personas analfabetas y unos 130 millones de niños y niñas nunca han puesto los pies en un aula. Se puede afirmar, por lo tanto, que el derecho a la educación es un espejismo para una quinta parte de la humanidad. En España más de un millón de personas mayores de 15 años no sabe leer ni escribir, a esta cifra hay que añadir la de los analfabetos funcionales.

            La LOGSE dedica su Título III a la Educación de las Personas Adultas (EPA) y se marcaba como uno de sus objetivos que “las personas adultas que quieran adquirir los conocimientos equivalentes a la educación básica contarán con una oferta adaptada a sus condiciones y necesidades”; esto no se ha cumplido, como demuestra el número de personas analfabetas y de analfabetas funcionales que existen.

La Confederación de Sindicatos de Trabajadores y Trabajadoras de la Enseñanza (STEs) quiere aprovechar el Día Internacional de la Alfabetización para denunciar la política del MEC y de las Consejerías de Educación de las CCAA. Las políticas que desarrollan las administraciones educativas están lejos de cubrir el objetivo de una EPA de calidad, pues, entre otros aspectos, no se llega al 1% del presupuesto global de educación lo que se invierte en EPA, favoreciéndose la educación a distancia, en lugar de la presencial que es mucho más efectiva.

Los STEs, en este 8 de septiembre, queremos reafirmar nuestra reivindicación de una Formación de Personas Adultas (FPA) de calidad y nuestro compromiso de trabajo por conseguirla en todo el Estado Español. Es necesaria la promulgación o, en su caso, el desarrollo, de una Ley de FPA para cada comunidad autónoma, con un Plan de Financiación que garantice los recursos presupuestarios necesarios y la elaboración de un Mapa de la FPA en cada una de las CCAA, que conlleve, entre otros aspectos, la creación de centros y la dotación de plantillas.

La Confederación de STEs espera y desea que este Día Internacional de la Alfabetización no sea utilizado por las administraciones educativas para hacer triunfalismos, sino para tomar medidas que sirvan realmente para avanzar en el objetivo de una formación de calidad para las personas adultas.                               

7 de septiembre de 2001.

Augusto Serrano, de la Confederación de STEs