LA DIRECCIÓN ESCOLAR EN CLAVE ENDOGÁMICA, LOS STES NO PARTICIPAN EN LAS JORNADAS DEL MEC

 

El MEC, parece que rememorando las Jornadas de Secundaria que organizó en diciembre de 1999, organiza estos días unas  jornadas bajo el título de “En clave de calidad: la dirección escolar”, en la que 500 Directores y Directoras de Centros de todo el Estado reflexionarán e intercambiarán experiencias sobre “su importante labor”.

El MEC restringe la participación a una parte de un sector de la comunidad educativa, sólo pueden participar las personas que sean Directoras o Directores, marginando en un tema tan importante al resto de la comunidad escolar. La Confederación de STEs ha sido invitada a participar, pero a una sola persona y a una mesa redonda; se nos ha negado la inscripción de distintas personas interesadas en conocer lo que se dice y en poder dar opiniones sobre lo que se dice. Ante esta situación y como forma de rechazo al sistema de selección de participantes, no acudimos a estas jornadas.

La Sr. Ministra, que inaugura las Jornadas, debería saber que la Dirección del Centro es un aspecto del sistema educativo sobre el que debe opinar toda la comunidad educativa; la Sra. Ministra debería saber que reducir el ámbito de opinión para extraer conclusiones a los actuales Directores y Directoras es sumamente peligroso, por lo endogámica que puede resultar una reunión así.

Vista la forma de selección de las personas participantes, no nos extrañaría que las conclusiones fueran por la línea de pedir más dinero al complemento por cargo directivo, más capacidad impositiva y sancionadora, y, sobre todo, por la recuperación del viejo cuerpo de directores..., lo que parece que está propiciando el MEC, y todo lo contrario de lo que quiere una parte importante de la comunidad educativa.

La Confederación de STEs considera que el MEC debe tener en cuenta la opinión, compartida por muchos Directores y Directoras, de la parte de la comunidad educativa que pensamos que el liderazgo/autoridad de los Directores y Directoras es delegado y que sólo es posible ejercerla, conjuntamente con el resto del equipo directivo, si la delegación les viene dada desde la participación democrática de la comunidad educativa en su elección, ya que éste es el único medio que puede favorecer la corresponsabilidad y el reconocimiento colectivo de la función que deben desempeñar.

19 de abril de 2001.

Augusto Serrano, de la Confederación de STEs