EN DEFENSA DE LA MÚSICA Y DE LAS ARTES PLÁSTICAS

 

Los Decretos de reforma de las enseñanzas mínimas  de la Ed. Secundaria Obligatoria y del Bachillerato presentados por MECD son, como ya hemos dicho, una contrarreforma con poca lógica dado que todavía estamos en el proceso de reforma que supone la aplicación de las LOGSE y los decretos que la desarrollan y no se ha evaluado el resultado de la aplicación de la misma.

En el caso del tratamiento que se da en esta “contrarreforma” a la Educación Musical y Plástica y Visual afirmamos que se realiza un desprecio absoluto a la formación integral del alumnado, pues se reduce el horario de cada una de estas materias a una hora semanal, iniciándose el camino, sino somos capaces de pararlo, hacia la desaparición de estas materias. Con el horario que se planifica será imposible conseguir la mínima receptividad del alumnado hacia la expresión artística, y se dejará sin cubrir un aspecto sumamente importante de su preparación para la vida en una sociedad en constante evolución y cambio.

Esta Contrarreforma ha venido precedida de una campaña de determinadas asociaciones de profesionales de la enseñanza que veían como sus asignaturas perdían peso en el currículum de la enseñanza secundaria y, lo que es mucho peor, por el desprestigio que ha causado una injustificable campaña en algunos medios de comunicación tendente a la descalificación de las enseñanzas actuales y a servir de cobertura a una reforma que viene a demostrar el desprecio de la administración educativa al valor de estas materias como componente fundamental de la formación integral de las nuevas generaciones de ciudadanos y ciudadanas.

Desde la Confederación de STEs hemos planteado reiteradamente al MEC -la última vez en la Mesa Sectorial de negociación el pasado día 12- que si la administración considera que en la Educación Secundaria debe modificarse al alza el contenido curricular de algunas materias, se supriman  las horas de religión y que estas horas se dediquen a incrementar las llamadas materias instrumentales.

En la Confederación de STEs afirmamos rotundamente que la contrarreforma curricular que plantea el gobierno del PP no es la solución a los problemas que tiene la enseñanza, es sólo una operación cosmética para conformar a su electorado. Es necesario, para acabar con los índices de fracaso escolar que, hay que señalarlo, no difieren del resto de países de nuestro entorno, que el gobierno central y los autonómicos consideren la educación como una prioridad y que realicen las inversiones necesarias para desarrollar las medidas contempladas en la legislación vigente –disminución del alumnado que hay en cada aula, atención personalizada a la diversidad del alumnado con una formación específica para el profesorado que debe realizar esta labor, desdobles de los grupos en determinadas asignaturas, reforzamiento de la labor tutorial, disminución del horario de trabajo al personal docente de más de 55 años, potenciación y financiación de las actividades formativas complementarias, formación de los padres y madres para la corresponsabilidad en la formación,...-

Los STEs, por último, hemos demandado a la Sra. Ministra de Educación un debate público sobre esta contrarreforma, pues se ha ocultado a la opinión pública los efectos que tendrán las medidas de la práctica supresión de las materias de Ed. Musical y Plástica y Visual en cuanto a la formación integral del alumnado y en cuanto a las plantillas del profesorado de los centros que verán como desaparecen puestos de trabajo.  Animamos, al mismo tiempo, al colectivo a organizarse sindicalmente y a continuar luchando por la formación integral del alumnado y por sus puestos de trabajo.

 

15 de diciembre de 2000.

Confederación de STEs