NO AL CARÁCTER EVALUABLE DE LA RELIGIÓN

 

La Confederación de STEs rechaza la pretensión de la Iglesia Católica de que se equipare la enseñanza de la religión a las asignaturas fundamentales, rechazamos que se pretenda dar a esta enseñanza el carácter de evaluable y recordamos a la jerarquía eclesiástica las diversas sentencias de los más altos Tribunales en las que se rechazó años atrás esta pretensión.

 

Al hablar de la enseñanza de la religión, aunque los STEs defendemos una enseñanza laica, es preciso recordar la pésima situación en la que el Estado y la Conferencia Episcopal mantienen al profesorado encargado de impartirla. Según el Acuerdo entre la Santa Sede y el Estado español “...la enseñanza religiosa será impartida por las personas que, para cada año, sean designadas por la autoridad académica entre aquellas que el ordinario diocesano proponga...”, esto supone que el profesorado de religión tiene su puesto de trabajo en juego cada año, esto es, carece del derecho fundamental a la continuación en su trabajo y éste depende de la voluntad de la jerarquía eclesiástica, que, de esta manera, ejerce un control en lo ideológico y en lo personal sobre este profesorado, control que no es conforme a los derechos fundamentales que este profesorado tiene como trabajador y como persona.

 

Los STEs hemos planteado al MEC y a la Conferencia Episcopal que se respeten los derechos del profesorado de religión como trabajadores que son y que mientras que la religión sea una asignatura de que se imparta en los centros educativos, las listas para la contratación de este profesorado se realicen con criterios objetivos y estén sujetas a control sindical.

23 de octubre de 2000.

Fdo.: Augusto Serrano Olmedo, por el Secretariado de la Confederación de STEs