Los STEs ante los Presupuestos Generales del Estado para el 2.001

 

LA EDUCACIÓN NO ES UNA PRIORIDAD PARA EL GOBIERNO

 

            Los Presupuestos para el próximo año, que están en proceso de debate parlamentario, son los quintos el gobierno del PP realiza y lo hace en una situación caracterizada por dos novedosos aspectos. El primero es que las competencias en educación están transferidas a todas las comunidades, por lo que al MEC le queda la gestión de la educación en Ceuta, en Melilla y en el Exterior, así como distintos servicios y programas. El segundo es que el MEC, que mantiene la competencia de elaborar la normativa básica, está inmerso en un proceso de contrarreforma educativa que afectará, fundamentalmente, a la Educación Secundaria Obligatoria.

            La inversión pública presupuestada para dar respuesta a la situación educativa estatal es la demostración clara de que la educación no es una prioridad para el gobierno, dado que, junto a considerar la inversión en educación un gasto, se mantiene la tendencia a la baja que impuso el PP desde su llegada al gobierno en cuanto a la inversión pública destinada a educación, que es del 4’7% del PIB (dato extraído de “Datos y Cifras. Curso Escolar 2000/2001” editado por la Oficina de Estadística del MECD), lejos de la media europea.

El presupuesto de Educación no contempla partidas presupuestarias para la aplicación de las posibles medidas que se deriven de la normativa que el MEC pretende modificar en lo relativo a la Educación Secundaria Obligatoria; tampoco se contemplan partidas para las nuevas actuaciones que el MEC plantea desarrollar durante el próximo año, como la nueva Ley de FP, la Ley de Calidad de la Educación, etc; tampoco hay partida presupuestaria para otros aspectos como, por ejemplo, la obligatoriedad de que viaje un acompañante del alumnado que utiliza el transporte escolar.

El MEC está dispuesto, por otra parte, a mantener las históricas desigualdades regionales en educación, dado que la inversión destinada a compensación interterritorial experimenta un crecimiento, descontado el IPC,  de menos de un punto con relación al año anterior.

Señalar también que en el apartado de Becas se produce un claro retroceso respecto al año anterior, pues el incremento que se realiza para el próximo año, el 2’5%, es menor que el aumento del IPC de este año.

Señalar como aspectos muy negativo de estos Presupuestos la disminución en un 15% de la partida presupuestaria de Cooperación para el Desarrollo.

La Confederación de STEs ha planteado a los distintos Grupos Parlamentarios la necesidad de que presenten enmiendas durante el debate parlamentario con la finalidad de que se aumenten considerablemente los Presupuestos del Estado para Educación, con el objetivo de llegar a que se destine a este importante servicio público el 6% del PIB.

19 de octubre de 2000.

Fdo.: Augusto Serrano Olmedo, por el Secretariado de la Confederación de STEs