LA MINISTRA DEMUESTRA QUE LA EDUCACIÓN NO ES UNA PRIORIDAD PARA EL GOBIERNO

Ante la intervención parlamentaria de la Ministra de Educación en el Congreso, la Confederación de STEs manifiesta:

 

  1. Que las mayoría de las medidas que ha planteado la Sra. Ministra tanto en la enseñanza básica como en la universitaria no podrán llevarse a cabo si no hay una financiación adecuada.
  2. Que la modificación de la LOGSE, 10 años después de su aprobación pero sin que se haya aplicado completamente, no puede hacerse en contra de los principios que la misma contempla en cuanto a comprensividad de la enseñanza obligatoria.
  3. Rechazamos la modificación de la etapa 14-16 años para “crear distintas vías formativas” , pues esto supone segregar al alumnado en función de sus conocimientos. Deben, por el contrario, desarrollarse las medidas de atención a la diversidad y los desdobles del alumnado en algunas asignaturas, medidas contempladas en la ley pero que no se hacen efectivas.
  4. La reforma de las Humanidades y de los contenidos mínimos de las materias troncales debe hacerse, si se hace, respetando escrupulosamente el porcentaje del currículum que corresponde a las CCAA y al MEC, marcado en la Constitución.
  5. La formación del profesorado está transferida a todas las CCAA, por lo que la creación de un Instituto Superior puede suponer doblar la oferta y no aportar nada nuevo.
  6. Resulta inconcebible que la Sra. Ministra no hiciera ninguna referencia a la modificación de la forma de acceso a la función docente, dado que es responsabilidad de su Ministerio y en estos momentos hay en todo el Estado más de 70.000 personas interinas con gran precariedad en su puesto de trabajo.
  7. Nos parece positivo el que se realice una ley de la Formación Profesional; planteamos que el centro educativo sea el eje de todas las especialidades de FP y que todas tengan, junto a su carácter formativo, un carácter educativo de tipo general.
  8. Las líneas de la nueva Ley de Universidades parecen positivas, pero hay que esperar hasta conocer más a fondo el contenido para hacer una valoración.
  9. Ante la pretendida liberación del precio de los libros de texto, reivindicamos que los libros y el resto de los materiales educativos sean gratuitos en todas las enseñanzas obligatorias.

 

La falta de concreción en materia económica para llevar a delante estas medidas demuestra, una vez más, que la educación no es una prioridad para este gobierno.

 

La Confederación de STEs reclama tanto una Ley de Financiación de la aplicación de la LOGSE  (de tal forma que se llegue al 6% del PIB para gastos públicos en educación), como una Ley de Financiación de las Universidades (alcanzando el 1’55 del PIB de inversión pública).

Madrid, 15 de junio de 2000

Fdo.: Augusto Serrano,

del Secretariado de la Confederación de STEs