CARTA ABIERTA A LA MINISTRA

Hace ya un mes que fue Vd. nombrada para su cargo de Ministra de Educación y como todavía no ha comparecido ante la representación del profesorado, me permito el dirigirle, en nombre del Secretariado de la Confederación de STEs, esta carta abierta con la finalidad de hacerle llegar nuestras inquietudes ante el desarrollo del sistema educativo y nuestras reivindicaciones para la mejora de las condiciones de trabajo del profesorado.

Al inicio de su mandato ministerial, en el que estará apoyada por una holgada mayoría parlamentaria y con el sistema educativo transferido a las 17 nacionalidades y regiones del Estado, los STEs queremos manifestarle que defendemos que las políticas educativas estatales se adopten de forma consensuada y que nos dotemos de un sistema educativo homologable, pero que no tiene por qué ser homogéneo, en el conjunto del Estado, de tal forma que se refleje su carácter plurinacional y, al mismo tiempo, se permita la movilidad tanto del alumnado como del profesorado.

Desde la Confederación de STEs creemos necesario que comparezca Vd. ante el Consejo Escolar del Estado para explicar sus líneas políticas a toda la comunidad educativa. También le pedimos que convoque la Mesa Sectorial de Educación para diseñar la negociación de los temas pendientes que afectan al profesorado de todo el Estado.

Los STEs entendemos que la reforma educativa que contempla la aplicación de la LOGSE se está llevando a cabo con enormes dificultades presupuestarias en las distintas comunidades del Estado, lo que hace que no se desarrollen aspectos de la misma relativos a la atención al alumnado y a la diversidad del mismo de forma adecuada, lo que a su vez permite a los detractores de esta Ley hablar de fracaso de la misma. La razón fundamental de estas dificultades radica en que el proceso de transferencias se cerró sin la financiación suficiente, por lo que y para evitar un desarrollo desigual en función de la riqueza de cada comunidad, lo que implicaría una desigual prestación a la ciudadanía del servicio público educativo, le planteamos la necesidad de que consensúe una Ley de Financiación del desarrollo de la LOGSE en todo el Estado, con la que se alcance al menos el 6% del PIB de inversión pública en la enseñanza.

Con relación a la aplicación de la Ed. Secundaria, y ante la permanencia del alumnado del primer ciclo de la Ed. Secundaria Obligatoria en los Colegios de Primaria se hace necesario que, con carácter de urgencia, se amplíe el plazo de la adscripción de maestras y maestros al primer ciclo de la Ed. Secundaria Obligatoria.

La Formación Profesional es parte importante en este desarrollo, por lo que le planteamos que debe cambiarse la perspectiva que se tiene actualmente sobre la misma para que su carácter sea igualmente formativo y educativo. Entendemos que los centros educativos deben ser los ejes en torno a los que gire, sin distinción, toda la FP. También le planteamos la necesidad de que se cambie la representación en el Consejo General de la FP para dar entrada a todas las organizaciones representativas del profesorado.

El acceso al sistema educativo y la movilidad del profesorado dentro del mismo son dos aspectos de suma importancia que consideramos se deben negociar para cambiar lo existente que produce, en el primer caso, la precariedad en el empleo, y, en el segundo, una discriminación al profesorado con respecto a otros sectores del funcionariado. Con referencia al acceso ya le hemos entregado 50.000 firmas explicando en que sentido queremos que se regule la forma de acceso. En cuanto a la movilidad del profesorado, le planteamos el cambio en el sistema de paso del Grupo B al Grupo A, para que este sea por concurso; igual forma de acceso pedimos para el paso a la Condición de Catedrático, grupo administrativo del profesorado que planteamos no debería existir, pero que mientras que exista planteamos que no debe haber topes en su número ni discriminación en el acceso.

Hay otros muchos temas problemáticos, que al ser norma básica, son de su competencia y a los que deberíamos tratar de solución satisfactoria para el profesorado. Nos referimos a temas como el paso a la función directiva, que regula la LOPEGCE, que debe modificarse profundamente, pues el actual ha demostrado suficientemente su inoperancia, a la necesidad de que se realice un catálogo de enfermedades profesionales del profesorado, aspecto no regulado y que ocasiona serias distorsiones en el funcionamiento de los centros y, también, serios perjuicios a una parte del profesorado, a la ampliación, con carácter indefinido, de la jubilación voluntaria a los 60 años, la regulación del funcionamiento de los Centros dependientes del MEC en el extranjero...

Todo esto sin olvidar la necesaria modificación del Código Civil en lo que concierne a  la responsabilidad civil del profesorado, ante posibles accidentes ocurridos dentro o fuera de los recintos escolares. 

Sobre Ceuta y Melilla, cuyo profesorado depende directamente de su Ministerio, es necesario completar las negociaciones que se emprendieron en la última etapa de su antecesor para regular adecuadamente aspectos tales como retribuciones, plantillas, profesorado interino, Comités de Salud Laboral, reducción horaria a las personas de más de 55 años...

Por otra parte y ante la posible reforma de la LRU, queremos manifestarle que desde los STEs seguiremos defendiendo el carácter público de las Universidades y que su financiación debe ser mayoritariamente pública, no subiendo las tasas más que el IPC anual; es necesario que en esta legislatura alcancemos el 1’5% del PIB de inversión pública, con el objetivo de avanzar hacia el 1’75 en la próxima. Planteamos la necesidad de que en reforma de esta Ley se recojan distintos aspectos, entre otras cosas, el grado de Licenciatura para los estudios de Magisterio, la regulación del acceso a la docencia universitaria –funcionarial y laboral- en el que se contemple el paso por concurso desde los niveles anteriores, las retribuciones...

Decirle, por último, que si la negociación y la búsqueda del consenso son normas básicas en la gestión de su Ministerio, encontrará en la Confederación de STEs una leal colaboradora en todo lo que concierne tanto a la mejora de la enseñanza pública como a las condiciones de trabajo del profesorado.

 

Madrid, 25 de mayo de 2000

Fdo.: Augusto Serrano,

del Secretariado de la Confederación de STEs