RETOS PARA LA NUEVA MINISTRA DE EDUCACIÓN

Ante el nombramiento del nuevo gobierno, la Confederación de STEs valora negativamente que la Ministra de Educación sea una persona ajena al sistema educativo y a su problemática. Esperamos, sin embargo, del talante que ha demostrado en sus anteriores puestos de responsabilidad que mantenga un talante negociador, actitud que esperamos que tenga en la nueva etapa que comienza, pues la mayoría absoluta de la que dispone el PP no puede convertirse en un rodillo que no tenga en cuenta las opiniones de las organizaciones educativas.

Esperamos que esto lo entienda la nueva Ministra y la negociación y la búsqueda del consenso sean los ejes de la nueva etapa, antes de llevar adelante los compromisos adquiridos por el Presidente del Gobierno en el debate de investidura.

            De este debate se deduce que la educación no es una prioridad para el nuevo gobierno, pues las constatadas necesidades existentes en el sistema educativo de todo el Estado y la necesidad de que se aumente hasta el 6% el porcentaje del PIB que se destina al mismo para subsanarlas no ha sido valorado por el Presidente del Gobierno en el debate de investidura.

Es necesario que la educación sea una prioridad para el gobierno y que el Parlamento apruebe una Ley de Financiación de la Educación, de tal forma que se cubran las necesidades que implica la aplicación de la LOGSE y que las prestaciones educativas que reciba el alumnado de las distintas comunidades autónomas sean homologables para mejorar la calidad del sistema educativo en todo el Estado.

            Los STEs vamos a plantear a la nueva Ministra de forma inmediata la necesidad de dar solución a algunos problemas de ámbito estatal y que son de su competencia, como son la financiación de la reforma educativa en marcha, la responsabilidad civil del profesorado, la modificación de la forma de acceso a la función pública, el reconocimiento de las enfermedades profesionales en la enseñanza, la composición del Consejo Escolar del Estado, la equiparación del valor de la representación en la enseñanza con la de otros sectores públicos y privados, etc...

Esperamos receptividad en la Sra. Ministra y soluciones a la problemática que vamos a plantearle, sabiendo y advirtiendo que la movilización de la comunidad educativa siempre ha conseguido frenar ataques a la enseñanza pública y conseguir mejoras en la misma.

Madrid, 27 de abril de 2000

Fdo.: Augusto Serrano, del Secretariado de STEs