COMUNICACIÓN ->Comunicados de prensa y artículos de opinión


STES-i reclama un compromiso político y social en el Día escolar de la no-violencia y la paz


28-01-05

El Día Escolar de la No-violencia y la Paz fue fundado en 1964 a propuesta del educador y poeta Llorenç Vidal y coincide –30 de enero- con el aniversario de la muerte de Gandhi. A través del mismo se propugna una educación permanente en y para la concordia, la tolerancia, la solidaridad, el respeto a los derechos humanos, la no-violencia y la paz. Se trata de una iniciativa no estatal ni gubernamental, no oficial, independiente, libre y voluntaria que se celebra cada vez en un número mayor de centros educativos de todo el mundo.

La escuela viene siendo, desde hace tiempo, ámbito preferente para el fomento de la convivencia, el respeto y la cultura de la paz. Así se reclama desde la sociedad y así se está llevando a cabo, aun con dificultades, de una manera sistemática y voluntariosa; es un hecho cierto que en nuestra red pública de centros escolares se transmite cultura democrática y pacifista, y que el alumnado asume, en su gran mayoría, estos valores imprescindibles en el mundo de hoy.

Convendría evitar, sin embargo, las contradicciones que a menudo surgen entre lo que se está reclamando a la escuela y las actuaciones que desde los poderes públicos se ejecutan o transmiten. Así, aún perdura el recuerdo de la lamentable situación creada desde el Gobierno del Partido Popular cuando, a espaldas del sentir masivo de la sociedad embarcaron a nuestro país en una guerra insensata y terriblemente injusta –todas lo son- que todavía hoy ofrece a diario un macabro saldo de muertes y miseria, que en absoluto se solucionará, por desgracia, con ningún simulacro electoral.

“Si hacéis la guerra... ¿cómo educar para la paz?” era el lema que la Confederación de STEs-intersindical acuñaba para aquella ocasión y que hoy rescatamos, en el deseo de que la cada vez mayor involucración de los centros docentes en este Día Escolar de la No-Violencia y la Paz tenga su correspondencia con las actuaciones de los Gobiernos. Y en este sentido cabría, por ejemplo, recabar una mayor información sobre los avances o retrocesos que se recogen a este propósito en el Tratado para una Constitución Europea, que en unas semanas será sometida al veredicto de la ciudadanía española.

STEs-intersindical


© Confederación de STEs-Intersindical