COMUNICACIÓN ->Comunicados de prensa y artículos de opinión


Sobre el Informe Pisa y la inversión en educación

07-12-04

Ante la presentación del nuevo Informe Pisa, con datos comparativos de rendimiento del alumnado de los países de la OCDE, y previo a un análisis más pormenorizado del mismo, desde la Confederación de STES-Intersindical, manifestamos:

-Que para comparar resultados académicos hay que explicar los factores que llevan a esos resultados y tener en cuenta la realidad social de cada país. Con la difusión de los datos más llamativos de este informe se corre el riesgo de una simplificación o utilización de los mismos –como ya se hiciera en la última edición- que son mirados como una especie de hit-parade entre países; se presentan, por otro lado, conclusiones sobre 250.000 alumnos y alumnas de centros educativos escogidos “al azar”, lo que puede no ser excesivamente científico para un informe de este tipo.

-No obstante, es una realidad que España tiene un retraso histórico en inversiones en educación, comparado con los países de la Unión Europea y de la OCDE. En 1970 se invertía el 1'7% del PIB en educación, mientras que la UE de entonces invertía el 5'1 y la OCDE el 5'2. Treinta años después, en 2000, en España se invertía el 4'3, en la UE el 5'0 y en la OCDE el 4'8. Por otro lado hay que señalar que en España en 1993 se llegó a invertir el 4'9% del PIB y que el gobierno del PP lo rebajó, alcanzando el 4'3 en 2000.

Esta diferencia histórica en inversiones explica que nuestras infraestructuras estén a la cola de las que tienen los países con los que se nos compara en cuanto a resultados.

El resultado académico del alumnado en el Estado español, con unas infraestructuras educativas impropias de la situación económica del país, no se puede comparar con el de otros países, como con Finlandia, que invierte más del doble en tanto por ciento del PIB que España en Educación.

Con todo, imaginamos que estos datos debieran hacer reflexionar a los sucesivos gobiernos para los cuales la educación nunca ha sido una prioridad: en este sentido, cabría llamar a la responsabilidad del Gobierno actual para que afronte este compromiso tan importante para la sociedad española y demuestre que son verdad sus palabras de que la educación es una cuestión de Estado.

-Hay que destacar la relativa equidad del sistema educativo en España que reconoce este informe, es decir la igualdad de oportunidades en el acceso a la educación y la diferencia entre los mejores y peores alumnos, que no es muy alta, y ello son aspectos positivos de nuestro sistema educativo. No obstante, el informe señala que también se empeora en estos aspectos, por lo que puede afirmarse, si nos ajustamos al informe PISA, que durante los años de la ministra Pilar del Castillo y del PP nuestro sistema educativo ha disminuido claramente en índices de calidad y de equidad, algo que inevitablemente va unido a la privatización paulatina de la enseñanza.

Desde la Confederación de STES-Intersindical hemos denunciado reiteradamente que los gobiernos del Estado nunca han considerado una prioridad la educación y ahora, en momentos de reforma educativa, volvemos a plantear que hay que invertir en educación, poner nuestras infraestructuras al nivel de los países con los que se nos compara y, al mismo tiempo, reducir considerablemente el número de alumnos y alumnas por aula, como mejor manera para obtener buenos resultados académicos y preparar a los jóvenes para la vida.

Confederación de STEs-intersindical


© Confederación de STEs-Intersindical