COMUNICACIÓN ->Comunicados de prensa y artículos de opinión


El Consejo Escolar del Estado pide que la religión salga de la educación pública
La propuesta considera esa materia contradictoria con la aconfesionalidad

CARMEN MORÁN - Madrid  - EL PAÍS 22-07-2004

El Consejo Escolar del Estado pidió ayer que la religión, todas las religiones, salgan fuera del ámbito escolar. El máximo órgano de representación de la comunidad educativa en España votó una proposición del sindicato STES en la que explicaba que los acuerdos sobre las enseñanzas religiosas en los centros públicos son "claramente contradictorios" con la aconfesionalidad del Estado recogida en la Constitución. La propuesta obtuvo 13 votos a favor y otros tantos en contra. El voto de la presidenta del Consejo, Marta Mata, resolvió el empate a favor de la proposición.

Las decisiones del Consejo Escolar del Estado no son vinculantes, pero tienen el valor que le otorga la alta representatividad de un organismo donde tienen voz y voto la totalidad de la comunidad educativa: alumnos, padres, profesores, sindicatos, patronales, titulares de centros, personal de administración y servicios, universidades y personalidades de reconocido prestigio. También está representado el Ministerio de Educación, cuyos miembros se abstuvieron ayer en esta votación.

Es la primera vez que el Consejo se pronuncia a favor de una medida semejante. La proposición del sindicato STES no negaba el mandato constitucional de ofrecer educación religiosa: eso, decía, "puede y debe cumplirse, pero fuera del horario escolar". "El Consejo Escolar del Estado considera que los poderes públicos pueden garantizar perfectamente el derecho constitucional de los padres a que sus hijos e hijas reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones, sin que esta formación tenga que estar incluida entre las materias a impartir con carácter obligatorio dentro del horario escolar. Por ello se insta al Gobierno a que realice los cambios legislativos oportunos para que las enseñanzas religiosas salgan del currículo escolar". Así se propuso y así quedó aprobado.

Augusto Serrano, miembro del sindicato STES, explicó ayer "el guirigay que puede instalarse en las escuelas si continúa la tendencia de ir introduciendo cada vez más confesiones religiosas". "Si la Administración educativa quiere prestar sus edificios públicos para que estas enseñanzas se impartan en ellos, por la tarde, los fines de semana, cuando sea, pero liberando el horario escolar de esos programas", explicó. "Así se hace en otros países", añadió.

El Consejo Escolar debatía y aprobaba ayer la memoria del curso pasado. El hemiciclo educativo estaba mermado, apenas había medio centenar de consejeros, como suele ocurrir cada año por estas fechas. Pero eso no impidió el magro empate, que disolvió el voto de calidad de la presidenta del organismo, Marta Mata.

Apoyaron la proposición aprobada, los sindicatos CC OO, UGT, CIGA, la confederación laica de padres de alumnos (Ceapa), y algunos representantes de reconocido prestigio en el mundo educativo. De este último grupo también salieron votos en contra a los que hay que sumar los de las patronales de la enseñanza privada, los sindicatos FSIE y USO y la Confederación católica de padres de alumnos (Concapa). Por otro lado, la Confederación Estatal de Asociaciones de Estudiantes (Canae) pidió ayer a la ministra de Educación, María Jesús San Segundo, que vuelva a nombrar al secretario general de la Federación Española de Religiosos de Enseñanza (FERE), Manuel de Castro, como miembro del Consejo Escolar. A juicio de esta organización, si el Ministerio quiere rebajar la presencia de la Iglesia en el Consejo debería cesar a la representante de la Conferencia Episcopal, Rosa de la Cierva.

(Fuente El País)


© Confederación de STEs-Intersindical