COMUNICACIÓN ->Comunicados de prensa y artículos de opinión


STEs-i en el Día del Orgullo Gay, Lésbico y Transexual


25-06-04

Ante la celebración el próximo lunes 28 del Día del Orgullo Gay, Lésbico y Transexual y la multitud de actos lúdicos y reivindicativos que se multiplican en el Estado español a propósito del mismo durante estas fechas, la Confederación de STEs-intersindical manifiesta, un año más, su apoyo a todos ellos, en el deseo de que se consiga, de una vez, la igualdad social y legal para todas las personas.

El anuncio del nuevo Gobierno socialista de que legislará para posibilitar el matrimonio –y todos los derechos que ello lleva consigo- entre personas del mismo sexo o la eliminación de trabas para que las personas transexuales puedan asumir oficialmente su identidad deben ser saludados con alborozo por los colectivos que, durante décadas, vienen trabajando en ese sentido. Mas no se debe bajar la guardia, ya que, si bien estas medidas han sido anunciadas sólo tras la movilización en años recientes de cientos de miles de personas –en lo que de hecho ha venido siendo una de las mayores contestaciones a las políticas del Partido Popular- la realidad sigue siendo, en distintos entornos, lo suficientemente hostil como para que no se piense que ya está todo conseguido.

Así, es fundamental que se reconozca que, para ejercer con garantías la adopción de menores, sólo son necesarios dos requisitos: el afecto y la responsabilidad hacia el niño o niña que se acoge; que se propicie que, ya desde la escuela, se aborde con naturalidad la cuestión de los afectos y se instaure un marco de referencia en el que lesbianas, gays y transexuales no sean consideradas como personas anómalas, cuando no pervertidas; o que desde los medios de comunicación social se refleje con respeto la diversidad creciente de modelos familiares y de convivencia.

Mención aparte merecería el hecho de la amonestación o reprimenda del Papa al presidente Zapatero por éste y otros asuntos, así como el anuncio de los obispos de que llamarán a la movilización popular en una especie de cruzada moral, si no fuera porque estos hechos ya descalifican por sí mismos a quienes los acometen. ¿O es que aún es preciso aclarar el sentido de conceptos como de democracia o Estado laico?

STEs-intersindical


© Confederación de STEs-Intersindical