PAREMOS LA PRIVATIZACIÓN DE LA EDUCACIÓN INFANTIL

El gobierno del PP continúa, en el ámbito de su gestión, con su política de privatización del servicio público de la Educación.

Tras los injustificados aumentos de los conciertos realizados en los dos últimos años, que alcanzaron incluso a Centros que practican la segregación del alumnado por sexos y a otros que no cubren necesidades de escolarización, ahora, pocos meses antes de completarse el proceso de transferencias, ha puesto en marcha una normativa en la que se prevé la concesión de acceso al régimen de conciertos al Segundo Ciclo de la Educación Infantil. Esta medida pretende, junto al inicio inmediato de esta financiación pública de una enseñanza no obligatoria, la creación de un precedente en las CCAA sin transferencias que haga difícil su reversibilidad cuando dichas CCAA asuman sus competencias.

La norma en la que se basa, Orden Ministerial de 30 de diciembre de 1.998 por la que se dictan normas sobre la modificación de los conciertos educativos para el curso 1.999-2.000, es de dudosa legalidad, pues la Educación Infantil es una etapa educativa no obligatoria y la LODE (Ley Orgánica del Derecho a la Educación) define los centros concertados como aquellos que reuniendo los requisitos que la ley establece y habiendo de impartir la educación básica, se acojan al régimen de conciertos. La Educación Infantil no es educación básica, pues no es según la LOGSE, educación obligatoria, por lo tanto este tramo debería quedar excluido del régimen de conciertos.

El MEC pretende transferir fondos de la enseñanza pública a la privada, pues no hay fondos adicionales para esta nueva concertación, por el procedimiento de cerrar unidades en el sector público (destacamos las cerca de 1.000 supresiones de unidades de Ed. Infantil, Primaria y Secundaria que se pretenden suprimir en la Comunidad de Madrid) y de no crear las infraestructuras necesarias para la correcta aplicación de la LOGSE (faltan muchos institutos, de tal forma que más del 30% del alumnado del primer ciclo de la Ed. Secundaria Obligatoria está todavía en los Colegios de Primaria).

La Confederación de STEs ha instado a los nuevos responsables del MEC a que paralicen la aplicación de esta norma hasta que se construyan las infraestructuras que se necesitan para la aplicación de la reforma educativa y, al mismo tiempo, con la finalidad de no entorpecer las políticas educativas que puedan desarrollar las CCAA que están a punto de acceder al autogobierno educativo. Los Sindicatos de Trabajadores de la Enseñanza de las distintas CCAA estamos desarrollando campañas de denuncia, entre el profesorado y el resto de la comunidad educativa, de lo que supone la pretensión del MEC para el sector público de la enseñanza: cerrar aulas y no construir infraestructuras, con el objetivo de propiciar una movilización de la comunidad educativa que detenga el proceso de privatización de la Ed. Infantil.

Madrid, 24 de febrero de 1999

Fdo.: Augusto Serrano,

del Secretariado de la Confederación de STEs