COMUNICACIÓN ->Comunicados de prensa y artículos de opinión


28 de abril, día de la seguridad y la salud en el trabajo
STEs-I exige el cumplimiento estricto de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales

26-04-04

Cuando en 1996 la Confederación de STEs- I conmemoraba este día de lucha internacional por la mejora de las condiciones de trabajo y en memoria de las personas afectadas por muertes, accidentes y enfermedades ocasionados por el trabajo, lo hacía con sentimientos contrapuestos. Ilusión por un lado por una recientemente aprobada Ley de Prevención de Riesgos Laborales (noviembre 1995, que aunque con excesivo retraso, y con un contenido excesivamente recortado por la presión empresarial, ponía fin a la visión tradicional de seguridad, limitada hasta entonces a los accidentes de trabajo, enfermedades profesionales y a la cultura de la indemnización una vez perdida la salud. Efectivamente, por primera vez en la legislación española se ponía el énfasis en la prevención y promoción de la salud y se hablaba de todo tipo de riesgos laborales como los psicosociales, posturales, y los relacionados con la maternidad, etc. Por otro lado preocupación –la situación de la salud laboral en el Estado era nefasta- y desconfianza ¿quién aseguraba la puesta en marcha de la nueva Ley?

En los 8 años transcurridos desde la publicación de la Ley, lamentablemente también de incumplimiento -reiteradamente denunciado por la Confederación de STEs-I- y el contexto socioeconómico y laboral ha cambiado significativamente: globalización de la economía, introducción de nuevas tecnologías y rapidísimo auge de las políticas neoliberales.

Las empresas y lamentablemente también las Administraciones Públicas , que deberían ser escrupulosas en las condiciones de trabajo de sus empleadas/os, se han embarcado en un imparable proceso de descentralización de sus actividades, desregulación normativa de las condiciones de trabajo, precarización del empleo, subcontratación de empresas más pequeñas, movilidad funcional y elevadísimo número de contratos temporales. Modificaciones en las relaciones laborales que han hecho que trabajadoras y trabajadores hayamos perdido fuerza en nuestras reivindicaciones y veamos desaparecer o tambalearse conquistas históricas que creíamos consolidadas, lo que inevitablemente se traduce en el empeoramiento de nuestra calidad de vida y de nuestra salud.

Estos 8 años han puesto de manifiesto la imperiosa necesidad que tenemos las trabajadoras y trabajadores de que la Ley se cumpla, sin embargo, el gobierno del PP –en estos mismos 8 años de gobierno- ha puesto de manifiesto una nula voluntad política de hacerlo. Durante el gobierno Aznar no se ha modificado la lista de enfermedades profesionales que data de 1978 y no se han reconocido enfermedades laborales que tienen una relación evidente con el trabajo, como las que se derivan del trabajo con amianto o los nódulos en las cuerdas vocales en el caso del profesorado. En la misma línea las Administraciones Públicas se han caracterizado durante estos años por la ausencia absoluta de cultura preventiva, poniendo trabas de todo tipo a la constitución y funcionamiento de los Comités de Seguridad y Salud, escatimando la formación para las personas que los constituyen, contratando Servicios de Prevención a empresas privadas –con el consiguiente ánimo de lucro entre sus objetivos-, abusando de los contratos temporales, negando la participación de los trabajadores en la planificación y organización del trabajo, infravalorando la importancia de la evaluación de riesgos en todos los centros de trabajo y no garantizando la adecuada vigilancia de la salud, aspectos todos ellos recogidos como obligaciones del empresario en la Ley de prevención, y por tanto derechos que se están hurtando a las y los trabajadores.

Porque 8 años de reiterado incumplimiento de la Ley son demasiados, porque las trabajadoras y trabadores siguen muriendo y enfermando a causa de su trabajo, porque con nuestra salud no se juega.

Desde la Confederación de STEs-I exigimos:

No más demoras, no más engaños, cumplimiento de la Ley Ya

STEs-intersindical


© Confederación de STEs-Intersindical