COMUNICADOS DE PRENSA


Valoración de STES-Intersindical del nuevo real decreto por el que se regula el ingreso, accesos y adquisición de nuevas especialidades para la función pública docente

STEs-Intersindical, y el profesorado al que representamos, hemos venido reclamando a lo largo de los diez años de vigencia del Real Decreto 850/93, e incluso antes, un sistema de ingreso y accesos a la Función Pública docente que superara fórmulas anquilosadas basadas en un sistema memorístico, en el que la experiencia docente sólo se ha reconocido a efectos de ordenación de listas una vez superada la fase de oposición. Lejos quedan, pues, otras fórmulas contempladas en la Ley 30 de la Función Pública, como el concurso de méritos que propugnamos, como fórmula para acceder al funcionariado. Por el contrario, el MECD se sigue negando a considerar una doble vía o proceso diferenciado de ingreso que abra las puertas tanto al profesorado interino como a quienes desean acceder a la función pública por el turno libre.

Ésta Administración tiene la potestad de arbitrar un procedimiento más adecuado para la solución de las necesidades que actualmente tiene la selección del personal más idóneo, pero no demuestra la voluntad política de hacerlo y se conforma con aplicar fórmulas caducas adaptadas a la nueva LOCE. Mala forma de buscar la calidad en la educación, utilizando instrumentos que han demostrado su inoperancia. Así:

  • La nueva normativa no reconoce la experiencia previa docente como primordial y probada garantía de calidad educativa, permitiendo, contradictoria e interesadamente, la existencia y continuación de una gran bolsa de profesionales a bajo coste económico. Esta experiencia, tan valiosa, sólo merece para el MECD un apartado marginal en los baremos, cuando el Tribunal Constitucional permite elevar dicho criterio hasta el 45 por 100 de la valoración global, como reflejan las sentencias 50/86, de 23 de abril, y 67/98, de 18 de abril.
  • El procedimiento que se nos presenta no es global y se configura como una carrera de obstáculos en la que “cada una de las pruebas de la fase de oposición tendrá carácter eliminatorio”. Este sistema prefigura un perfil de docente más basado en destrezas memorísticas que en la práctica docente contrastada.
  • La necesaria transparencia, claridad y objetividad de los tribunales se encuentra enturbiada, ya que la Administración se reserva “excepcionalmente” la posibilidad de designación de todos los miembros de los mismos y el tipo de pruebas se presta a valoraciones subjetivas y distintas según las personas que los compongan.
  • STEs-Intersindical, antes y después de la LOCE, ha defendido un Cuerpo Único de Enseñantes y, consecuentemente, se ha opuesto a la reinstauración del Cuerpo de Catedráticos, que no representa una apuesta por la calidad pedagógica en la enseñanza y sí una jerarquización innecesaria, que segmenta al profesorado y asegura una inmediata aparición de problemas organizativos en los centros. Sin embargo, el MECD prevé en el Reglamento la convocatoria para el acceso a este nuevo Cuerpo. Las repercusiones de esta medida auguran una degradación tanto de las relaciones laborales entre los miembros de los departamentos como de la calidad educativa.
  • La excelente labor que viene desarrollando el Profesorado Técnico de Formación Profesional con titulación de Maestro de Taller, Técnico Superior y Técnico Especialista exige un tratamiento más justo y, por tanto, una prórroga indefinida a efectos de función docente. En cambio, esta Administración les ha puesto fecha de caducidad.

Este nuevo Real Decreto no representa ningún avance significativo con respecto al 850/93, del que es una mera copia con el barniz de la LOCE, ni tiene en cuenta la situación de precariedad laboral que actualmente padece el 25 por 100 del profesorado, situación denunciada recientemente por el Defensor del Pueblo, a quien el gobierno del Partido Popular hace oídos sordos. El MECD tampoco ha ofrecido a las organizaciones sindicales una auténtica negociación, limitándose a presentar sus propuestas en la Mesa e ignorando las propuestas de nuestra Confederación.

STEs-Intersindical insiste en la necesidad de cambiar el sistema de acceso a la Función Pública docente, para posibilitar una doble vía o acceso diferenciado que dé salida a la situación de inestabilidad del profesorado interino. En este sentido, hacemos una nueva llamada al Ministerio y las Administraciones Educativas Autonómicas para negociar la solución definitiva de forma inmediata.

Secretariado Confederal de STEs-i
Valladolid, 10 de noviembre de 2003

© Confederación de STEs-Intersindical