COMUNICADOS DE PRENSA


EL DÉFICIT CERO SE PLANIFICA A COSTA DE LOS SERVICIOS PÚBLICOS Y DE SU PERSONAL EMPLEADO

El Anteproyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado remitido a las Cortes Generales por el Consejo de Ministros pone de manifiesto nuevamente que el déficit cero se consigue a costa de los Servicios Públicos y del personal empleado público. Igualmente, continuará la pérdida de poder adquisitivo, ya que mientras las retribuciones generales subirán un 2%, el incremento del IPC se eleva ya este año al 3%. Por ello, desde la Confederación de STEs-Intersindical seguimos defendiendo las reivindicaciones que hicieron movilizarse a miles de trabajadores y trabajadoras de la Administración, hace dos años, en defensa de los Servicios Públicos y de la mejora de las condiciones de trabajo. Uno de los pilares en los que se basan estos presupuestos es el "Acuerdo Administración Sindicatos 2003-2004 para la modernización y mejora de la Administración Pública". Este acuerdo, firmado en su día por los sindicatos CC.OO., UGT y CSIF, sin debate previo entre los trabajadores y trabajadoras de la Administración, renunció, de hecho, a reivindicaciones históricas como: 

  • La cláusula de revisión salarial.
  • La recuperación del poder adquisitivo, cuya pérdida desde que gobierna el PP estará por encima del 9% cuando comience el año 2004. 
  • Las garantías sobre el cumplimiento de acuerdos y, por supuesto, renunciaron a que el Gobierno cumpla el acuerdo del 94. 
  • La eliminación de la tasa de reposición de efectivos. 
  • La jornada de 35 horas semanales. 
  • Se ratificó la movilidad geográfica y funcional. x Se introdujo la precariedad laboral con la contratación a tiempo parcial 
  • Se mantuvieron las subvenciones vía formación. 

El proyecto de presupuestos incluye otros aspectos como la subida de las pagas extras con un porcentaje (20%) del complemento de destino para el personal al servicio de la Administración General del Estado, lo que supone alrededor de un 0'7%., subida que no logra recuperar la pérdida del poder adquisitivo y no tiene ninguna garantía de consolidación. A esto se le une la aportación del 0'5% de la masa salarial a un plan de pensiones gestionado por entidades privadas. Con este plan de pensiones se contribuirá a reducir los ingresos netos del personal empleado público al tener que complementar la cantidad aportada por la administración con otras adicionales para que su rendimiento sea significativo y, lo que es más grave, se está cuestionando el sistema público de pensiones, justamente por parte de quien tendría que garantizarlo.

Murcia, 01 de octubre de 2003

Toni Carrasco, de la Confederación de STEs

© Confederación de STEs-Intersindical