EL MEC ATACA AL PROFESORADO CON SU “LEY DE CALIDAD”

Cuando el MEC presentó su “documento de bases para una ley de calidad” quiso llevar al profesorado la idea de que con los itinerarios y con las repeticiones se iban a solucionar los problemas de disciplina existentes en los centros. Ahora, cuando han pasado varias semanas y se van conociendo en profundidad las propuestas del MEC, los STEs queremos denunciar lo que consideramos un auténtico ataque al profesorado y un desprecio a su labor por parte del Ministerio.

La recreación del cuerpo de catedráticos es una auténtica barbaridad que sólo traerá jerarquización, división y enfrentamientos en los claustros de los institutos. El que se pueda ser catedrático sin haber dado clase es la guinda de la locura en la que se ha instalado el MEC. Habría que pedir que si finalmente se considera que los catedráticos/as son el profesorado “más listo y más preparado” se  debería legislar para que éstos den clase en los itinerarios que plantean para el alumnado más torpe, para así elevar rápidamente su nivel de conocimientos y destrezas.

En lo que el MEC llama “medidas de apoyo al profesorado” hay un claro intento de división económica entre unos y otros en función de que se sea tutor/a  o de que se participe en determinados programas o de que pida que se le evalúe. Este intento de división, junto a la idea de que la reducción horaria a los mayores de 55 años sea con reducción económica, demuestra un absoluto desprecio de las autoridades ministeriales por la tarea de enseñar.

La elección de la dirección que plantean, al alejarla de la comunidad educativa, traerá más problemas  por falta de colaboración con una persona ajena impuesta. La administración educativa no entiende que el Claustro debe funcionar como un equipo, y que es el equipo el que, con el resto de representantes de la comunidad educativa, deben elegir a quien les dirija.

Con referencia a la formación inicial del profesorado el MEC pretende dejar los estudios de magisterio en el grado de Diplomatura, rechazando la Licenciatura que está implantada en la mayor parte de los países de Europa, manteniendo una formación incompleta e impidiendo la movilidad de los titulados en magisterio por la comunidad europea. La cualificación pedagógica del profesorado de secundaria queda, nuevamente, en el aire.

Las autoridades del MEC, al proponer estas medidas, demuestran una cortedad de miras y un desprecio hacia el profesorado que los incapacita para regir la educación, por lo que deberían marcharse.

La Confederación de STEs hace, por último, un llamamiento a todo el profesorado para que responda a los ataques del MEC y participe en las movilizaciones convocadas para el día 8 de mayo y muestre su rechazo a las propuestas del MEC.

Madrid, 25 de abril de 2002

Fdo.: Augusto Serrano, del Secretariado de la Confederación de STEs