28 de Abril, Día Internacional de la Salud en el Trabajo

En un día tan señalado aprovechamos para hacer un balance de la actual situación sobre la Seguridad y Salud Laboral en los centros de trabajo. Las trabajadoras y trabajadores expresamos nuestro cansancio, insatisfacción e indignación

  • por la falta de sensibilización permanentemente demostrada por los empresarios y Administración para desarrollar los contenidos de la Ley 31/95 en materia de Prevención de Riesgos  Laborales y vigilancia de la Salud.

  • por la casi nula voluntad de inversión económica, humana y material para mejorar instalaciones y condiciones de trabajo.

  • por la tibia intervención de la Administración para hacer cumplir la legislación y dar un salto cualitativo en un tema tan importante.

Los riesgos laborales en la enseñanza no suelen ser noticia de primera página al no medirse en muertos, pero existir, existen. Se trata sobre todo de enfermedades generadas por el trabajo, que se desarrollan de forma lenta, y en la mayor parte de los casos son tratadas como enfermedades comunes, corriendo incluso los tratamientos de rehabilitación a costa de las personas afectadas. Esta situación ha sido comprobada por la Confederación de STEs este año al recoger gran número de firmas de las y los profesionales de la enseñanza exigiendo el reconocimiento de sus enfermedades profesionales.

Ante esta situación la Confederación de STEs celebra el próximo reconocimiento de los nódulos en las cuerdas vocales como enfermedad profesional, pero demanda mayor sensibilidad por parte de Administración y empresarios y exige:

  • El reconocimiento de las enfermedades profesionales existentes en el sector, el estrés, las lesiones musculoesqueléticas y los problemas de voz.

  • El nombramiento de personas responsables de seguridad y salud en todos los centros docentes, dándoles la formación y el tiempo de dedicación necesarios.

  • Una dotación suficiente y no meramente testimonial de los Servicios de Prevención, y que éstos sean propios de la Administración.

  • Un funcionamiento real de los Comités de Seguridad y Salud.

  • La evaluaciones de riesgos, que en muchos casos ni siquiera se han hecho, no pueden ser un papel más para guardar en el cajón. Hay que tomar medidas concretas para prevenir los riesgos que se vayan detectando.

  • Que las inversiones que se realizan al reformar o construir centros de enseñanza contribuyan a eliminar los riesgos existentes y no generen otros nuevos.

  • Especial atención a la creciente importancia de los riesgos psicosociales en el sector de la enseñanza.

Pero además, el sistema educativo tiene una gran responsabilidad en el establecimiento de una auténtica cultura de prevención de los riesgos laborales. Buena parte del personal que trabajará en un futuro más o menos próximo se encuentra actualmente en nuestros centros, siendo la etapa vital más adecuada para interiorizar los hábitos personales de prevención.

Por ello instamos a la Administración Educativa a que se involucre seriamente en la cultura de la prevención, tanto a través de la Formación Profesional, como del currículo transversal de la Educación Primaria y Secundaria.

Con ocasión de la convocatoria de movilizaciones en torno al día Internacional de la Salud Laboral, proponemos además una serie de actividades dirigidas expresamente a nuestro sector de la enseñanza:  

  1. Celebración  de Asambleas o reuniones de Claustros para tratar la situación de la salud laboral en el sector y en general, con la participación de todos los trabajadores y trabajadoras del centro.

  2. Llevar el tema a las clases y comentarlo con el alumnado.

  3. Hacer concentraciones en la puerta del centro.

  4. Fomentar la celebración de charlas específicas en centros de FP y facultades.

Igualmente os sugerimos, tanto para estos días como para el resto del curso, visitar las revistas ERGA FP Y ERGA PRIMARIA TRANSVERSAL, del Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo, disponibles en internet en  la dirección www.mtas.es/insht/information/p_tecn.htm donde podréis encontrar numerosas actividades para trabajar la prevención desde diferentes áreas o desde las propias tutorías.

Madrid, 19 de abril de 2002

Confederación de STEs