La transferencia del sistema educativo desde el Ministerio de Educación y Cultura (MEC) a la Consejería de Educación de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha parece que está a la vuelta de unos cuantos días o semanas. Esto lo llevamos oyendo hace varios meses, las personas responsables del MEC y de la Consejería no dejan de repetirlo machaconamente en todos los medios de comunicación y con ocasión de cualquier comparecencia pública. Nunca explican, ni de una parte ni de otra, donde está el problema para que no se haya acordado ya el traspaso, no explican cuáles son los desacuerdos que hay que superar. Desde fuera del proceso negociador podemos ver muchos problemas, vislumbrar soluciones y atrevernos a ofrecerlas por si sirven. En eso estamos y a la Consejería le hemos hecho llegar desde el Sindicato de Trabajadores de la Enseñanza de Castilla-La Mancha (STE-CLM) multitud de propuestas e iniciativas para mejorar el sistema educativo de nuestra comunidad.

Pero hay un problema grave que desde el STE-CLM queremos plantear públicamente a la Consejería para que sea conocido también por la comunidad educativa y por el resto de la sociedad que tenga a bien estar leyendo este texto. Nos referimos al problema de las retribuciones que percibe tanto el Personal Laboral como el Profesorado de Castilla-La Mancha que en la actualidad depende del MEC. 

De las nueve administraciones educativas existentes en el Estado (MEC, P. Vasco, Navarra, Galicia, Cataluña, P. Valenciano, Baleares, Andalucía y Canarias), el MEC es la que peor paga a su Profesorado y a su Personal Laboral. Las diferencias son pequeñas con algunas comunidades pero muy grandes con otras, a la vez que sustanciales con empleados públicos de la misma titulación y nivel pero que trabajan en otros Ministerios.

El MEC parece que quiere "deshacerse", con fecha 1 de enero del año próximo, de las nueve comunidades que todavía gestiona, del llamado "territorio MEC" y está en negociaciones con responsables políticos de las comunidades que, como Castilla-La Mancha, aspiran al autogobierno educativo para la realización del traspaso.

Ante esta situación desde el STE-CLM queremos hacer llegar al Consejero de Educación nuestra exigencia de que en el coste económico total de las transferencias se incluya una partida económica destinada a igualar a los trabajadores y trabajadoras de la enseñanza de Castilla-La Mancha con los del resto del Estado y, al mismo tiempo, con los trabajadores de la misma categoría y nivel de otras Consejerías y Ministerios. 

Desde el STE-CLM queremos decir al Sr. Consejero que no se precipite en firmar las transferencias, que el capítulo de las retribuciones no debe dejarse aparcado. Queremos que explique que es lo que está pasando en este terreno. Queremos saber cómo es posible que las personas responsables de educación en Madrid, en Murcia y en Cantabria –comunidades en la misma situación en el terreno de transferencias que Castilla-La Mancha- estén ofertando a los trabajadores y trabajadoras de la enseñanza de su respectiva comunidad una muy sustanciosa y semejante subida salarial para el momento que se asuman las transferencias.

Las tres comunidades que acabamos de citar están gobernadas por el PP, en Castilla-La Mancha gobierna el PSOE por que así lo han querido las urnas. Madrid, Murcia, Cantabria y Castilla-La Mancha formamos parte del "territorio MEC", luego los trabajadores y trabajadoras estamos en las mismas condiciones laborales y retributivas de partida ante el traspaso del sistema educativo. El gobierno central, del PP, lo hace para toda España y, exigimos desde el STE-CLM, no puede ni debe realizar las transferencias educativas con discriminaciones en el capítulo de retribuciones. Si así lo pretende hacer, como se puede extraer de lo afirmado por responsables políticos de Madrid, Murcia y Cantabria, el gobierno de Castilla-La Mancha debe, como primera medida, denunciarlo y no consentir lo que pasaría a ser una discriminación para los trabajadores y trabajadoras de la enseñanza de la región; discriminación que, caso de consentirla la Consejería, traería graves consecuencias para el normal funcionamiento del sistema educativo de nuestra comunidad una vez que se asumieran las transferencias. Esperamos y deseamos que esto no suceda, que la Consejería negocie también bien el capitulo de las retribuciones y que las transferencias sirvan para homologar a los trabajadores de la enseñanza con los de otros sectores.

Fdo.: Augusto Serrano, del Sindicato de Trabajadores de la Enseñanza de Castilla-La Mancha