NOTAS DE PRENSA Y ARTÍCULOS DE OPINIÓN

STES-Intersindical
Carretas, 14-7º E-F 28012 Madrid Telf: 915322264
Fax: 915322280 stes@stes.es - www.stes.es

Profesorado Canario: un ejemplo de dignidad

El 80% de profesorado canario da un no rotundo al preacuerdo que renuncia a la homologación e introduce los sexenios

Desde el mes de febrero de 2007, la totalidad de las organizaciones sindicales con presencia en el sector de la enseñanza pública no universitaria de Canarias constituyeron un Comité de Huelga en reivindicación de la homologación salarial con el resto de los funcionarios públicos de igual nivel y categoría. Desde esta clara demanda, miles de docentes, en toda Canarias, secundaron hasta cuatro jornadas de huelga al tiempo que hacían oír su voz en las calles de nuestras ciudades. El día 17 de diciembre de 2007, seis organizaciones del Comité de Huelga, de las que sólo CCOO, ANPE e INSUCAN cuentan con representación en el sector (CSIF y otros dos sindicatos minoritarios no tienen representación en la mesa), firmaron un preacuerdo con la Consejería de Educación, que suponía la renuncia a la reivindicación planteada, a cambio de un “Nuevo Marco Retributivo del Profesorado fundamentado en el reconocimiento de sexenios vinculado al logro de objetivos de calidad, destinados a conseguir la mejora del sistema educativo”. Hay que recordar que el derecho a la homologación retributiva fue reconocido en el año 1991 y que nunca se implantaron los sexenios.

Los sindicatos EA-Canarias, FETE-UGT, STEC-IC y UCPL no firmaron dicho preacuerdo por múltiples razones, argumentadas en el propio proceso negociador y como muestra de honestidad ante el profesorado de Canarias y la opinión pública por la aceptación de cantidades muy inferiores a las establecidas en el propio preaviso de huelga y a cambio de importantes contrapartidas que podían suponer un empeoramiento de las condiciones laborales y salariales de los trabajadores de la enseñanza, al tiempo que dividia al profesorado.

El preacuerdo colocaba sobre las espaldas de las y los docentes canarios toda la responsabilidad sobre la mejora de la calidad y del rendimiento del sistema educativo.

Fruto de ese rechazo ha sido la celebración de un referéndum, asumido por todas las organizaciones sindicales, en el que el profesorado ha podido manifestar su posición respecto al preacuerdo de Nuevo Marco Retributivo y si éste se ajusta, o no, a la reivindicación planteada.

Al mismo tiempo, los sindicatos no firmantes, constituyeron un nuevo Comité de Huelga, y convocaron nuevas movilizaciones

El profesorado decide

La respuesta del profesorado no ha podido ser más clara. Con una participación del 83% del profesorado, casi el 80% de los votos se han decantado por un NO rotundo al preacuerdo.

Algunos sindicatos tendrían que aprender la lección.


Docentes: Un ejemplo de dignidad

Hoy tengo un motivo más para sentirme orgulloso de ser maestro, sindicalista y director de un centro educativo. Mis compañeros y yo hemos dado un ejemplo más de inteligencia y dignidad profesional.

Un sector de la clase política “profesionalizada”, instalada en la cultura del pelotazo, del populismo rancio y demagógico, del uso del poder al servicio de sus intereses de partido y de sectores empresariales afines, daba por hecho que el profesorado era una mercancía en venta y en plenas rebajas. ¡Tremendo error!

Yo, particularmente, y creo que gran parte de mis compañeros y compañeras, hemos dicho un rotundo NO a muchas cosas:

-A autoinculparnos de los males que aquejan a la educación pública canaria.
-A responzabilizarnos en exclusiva de su mejora a cambio de un dinero escaso y mal repartido.
- A introducir el virus de la desunión y la competitividad en una profesión que requiere la colaboración y el trabajo en equipo, aceptando escalafones retributivos injustificados por el desarrollo del mismo trabajo.
- A ser cómplices de un engaño social que pretende ocultar los continuos recortes de la inversión pública en beneficio de la privada.
-A renunciar a unas condiciones laborales dignas y a unos medios suficientes que nos permitan dar una respuesta más eficiente y profesional a los serios problemas de desajuste social, integración y diversidad que acumulan los centros educativos en nuestra sociedad.
-A renunciar a la homologación, a una revalorización económica y social equiparable con los demás funcionarios de la comunidad autónoma.
-A permitir que se nos difame públicamente, que se nos falte al respeto, que se insulte nuestra inteligencia con propuestas y métodos tramposos.
-A que se hagan campañas electorales y carreras políticas a nuestra costa.
Por todo ello quiero expresar mi satisfacción y hacer extensiva mi felicitación a mis compañeros de profesión. La lucha por la calidad y la dignidad continúa.

Bernardino Ruiz Velázquez.

© Confederación de STEs-Intersindical