NOTAS DE PRENSA Y ARTÍCULOS DE OPINIÓN

Confederación de Sindicatos de Trabajadores
y Trabajadoras de la Enseñanza – Intersindical
Carretas, 14-7º E-F 28012 Madrid Telf: 915322264
Fax: 915322280 stes@stes.es - www.stes.es

MINISTRA DE EDUCACIÓN
Alcalá, 34. 28014-Madrid

Sra. Ministra:

En la Confederación de STES-intersindical hemos emprendido una campaña informativa para transmitir al profesorado las principales líneas recogidas en el segundo borrador del Estatuto del Profesorado y nuestra opinión al respecto. Es este, a nuestro juicio, un asunto de trascendencia que sin embargo no está siendo debatido en los centros al nivel que correspondería dada la repercusión que tendrá sobre las condiciones de trabajo del profesorado.

Ya en un primer momento denunciamos lo que entendimos era apresuramiento a la hora de querer aprobar, antes del verano, un texto no conocido ni por las trabajadoras y trabajadores ni por sus representantes sindicales con la anticipación y el tiempo para las propuestas y el debate que hubiera sido necesario. Ahora confirmamos la opinión que ya avanzamos en ese momento: el estatuto, de continuar tal y como se recoge en este borrador, no sólo no supondrá un avance para la profesión docente en el conjunto del Estado, sino que incidirá en el deterioro y encorsetamiento de sus condiciones laborales.

Es un hecho objetivo que la tarea de enseñar atraviesa por un momento de cambio, debido a una serie de circunstancias entre las que figuran los cambios sociales o los avances tecnológicos. También asistimos al cuestionamiento de su carácter de derecho esencial y universal por quienes entienden la educación como un bien lucrativo sujeto a las leyes del mercado. Pero lo que hasta ahora no se había puesto en cuestión desde los poderes públicos es la necesidad de reforzar el apoyo a la profesión docente, de impulsar su revalorización social, ya que se trata de una labor básica para la mejora y evolución de nuestras sociedades.

Por eso nos alarma el espíritu que impregna este borrador de estatuto que, lejos de avanzar en el impulso colectivo necesario para transformar en positivo nuestro sistema, pretende ahondar en diferencias individuales que pueden minar, desde un principio, el proceso. Es contradictorio que el Ministerio presente, por un lado, un Plan de Convivencia en busca de una mejora integral basada en la cohesión y la coparticipación, y por otro un proyecto de Estatuto que presenta como figura estelar la supuesta “carrera docente”, más bien una carrera de obstáculos o un “sálvese quien pueda” que introduce la filosofía neoliberal en las aulas y en los claustros como supuesto remedio para los desafíos que ha de afrontar el profesorado de hoy.

Laboralmente no alcanzamos a vislumbrar las ventajas que este estatuto nos va a reportar como colectivo. Los conceptos de redistribución o recolocación empeoran o constriñen la situación actual; nada se dice de la salud laboral, cuando es manifiesto que el profesorado es un colectivo altamente expuesto y vulnerable a situaciones de riesgo para la salud y que esta situación no se puede seguir obviando; no se recoge el derecho de la representación sindical a intervenir en lo concerniente a la defensa del profesorado en distintos aspectos; no se introduce nada nuevo a propósito de las y los docentes mayores de 55 años, ya que se mantiene la reducción de haberes en caso de reducción de jornada lectiva; se mantiene la precariedad laboral para el profesorado interino, que no podrá optar a los nuevos complementos ni a los grados…

Con todo, es ese marchamo competitivo al que antes aludíamos y contra el que hoy nos concentramos, lo que más nos preocupa de este proyecto. Este estatuto sienta las bases para dinamitar la cohesión y armonía que hasta ahora han predominado entre el profesorado de la enseñanza no universitaria. El trabajo en equipo, la compenetración y cooperación, son las herramientas más valiosas de que disponemos las y los docentes para involucrarnos en nuestra tarea y lograr que ésta repercuta a favor del alumnado, que es el centro y objetivo último del sistema.

Todo ello se mermará inevitablemente con la introducción de los nuevos complementos y evaluaciones, regresivos porque no buscan el bien o avance del conjunto, sino la retribución o premio a aquel que supuestamente mejor y más se esfuerce, lo cual no deja de ser una gran falacia, porque no se aportan ni se pretenden aportar los instrumentos necesarios para realizar este análisis objetivo. Bien al contrario, se ponen en manos de personas u organismos que no podrán valorar lo verdaderamente importante, el día a día en el aula, que ahora puede ser desatendida para lanzarse de lleno a esa nueva carrera de méritos que adornen los currículos.

Si ya la formación del profesorado se adulteró y vació de sentido en su momento con la introducción de los sexenios, qué puede fomentarse ahora con este nuevo modelo sino la degradación del profesorado en su sentido más literal. ¿Es esa artificial jerarquización la fórmula para fomentar la mejora de la enseñanza y de las condiciones del profesorado?

Desde la Confederación de STES-i estamos convencidos de que hay otras vías. Para la mejora de un bien común tan delicado y tan extraordinariamente importante como es la enseñanza ha de pensarse en el conjunto de trabajadoras y trabajadores que le dan forma y sentido a diario. Y no clasificándolos y enumerándolos por orden de supuesta importancia, sino fomentando su entendimiento y cooperación.

Por eso, le pedimos que sin más demora se convoque la mesa sectorial de negociación para abordar todos los asuntos relacionados con el profesorado que deben desarrollarse según la LOE: el estatuto ya mencionado, el complemento de especial dedicación al centro y el reglamento que regula el acceso del profesorado a la función pública docente.

Desde STES-i planteamos que estos asuntos fundamentales se negocien ahora y no se dejen para después de las elecciones sindicales: entendemos que dilatar la negociación es intentar engañar al profesorado, que no dispondría de toda la información antes de votar en dichas elecciones.

Adjuntamos díptico con el análisis y propuestas que realizaremos en nuestra campaña

Atentamente

Beatriz Quirós Madariaga                              Augusto Serrano Olmedo
Responsable Política Educativa STES-i            Portavoz STES-i

Madrid, 10-10-06
 

© Confederación de STEs-Intersindical