NOTAS DE PRENSA Y ARTÍCULOS DE OPINIÓN

Confederación de Sindicatos de Trabajadores
y Trabajadoras de la Enseñanza – Intersindical
Carretas, 14-7º E-F 28012 Madrid Telf: 915322264
Fax: 915322280 stes@stes.es - www.stes.es

Por la mejora de la convivencia escolar

La Confederación de STES-intersindical siempre ha abogado por la mejora del clima de convivencia en los centros educativos. La magnitud de las cifras referidas a la violencia y el acoso escolar que se han dado a conocer recientemente en prensa nos parece, cuanto menos, preocupante; y ante el debate mediático que se está produciendo a cerca de la incidencia del acoso escolar en nuestras aulas, entendemos que han sido ya bastantes las investigaciones habidas en nuestro país, unas institucionales y otras particulares1 que aportan cifras de incidencia diferentes a las que se vienen publicitando últimamente.

Como desde la Confederación de STEs-i venimos diciendo ya hace tiempo, la convivencia y, en particular el caso del bullying o maltrato entre iguales en los contextos escolares, es un problema social que exige una respuesta construida a través procesos consensuados en la Comunidad Educativa que permitan abordarlo con garantías. Se trata de un problema que debe ser abordado con sentido educativo y en el ámbito escolar.

Es imprescindible diferenciar las situaciones de disrupción, indisciplina y desmotivación de aquellas que llevan asociados componentes de violencia.

Dentro de los comportamientos violentos es imprescindible separar las conductas aisladas y esporádicas de las resistentes y repetidas. Además es necesario diferenciar los comportamientos que ocasionan indefensión y humillación de quienes los padecen, de aquellos que conllevan violencia confrontada. En definitiva, es imprescindible diferenciar el bullying o el llamado acoso escolar de otros comportamientos violentos, sin que por ello se minimice ni un ápice la gravedad de aquél ni de éstos.

Desde la Confederación de STEs-intersindical creemos que el problema del bullying es un problema complejo que exige un análisis, formación y tiempos centrados en los ámbitos educativos. Que las acciones informativas y formativas deben ir vinculadas a los contextos escolares y contando con los agentes que en ellos son protagonistas. Que las Comunidades Educativas deben ir desarrollando instrumentos válidos, propios y únicos para luchar contra el maltrato entre iguales: los proyectos antibullying de los centros.

Que es imprescindible la implicación activa y decidida en su lucha del profesorado en colaboración con las familias y con el alumnado. Es un problema que tiene que abordarse con la implicación del profesorado, la colaboración de las familias y el protagonismo del alumnado en su resolución.

La Administración se debe implicar liderando los procesos y facilitando recursos formativos y personales suficientes y adecuados a la construcción de las respuestas contra el bullying.
Así mismo, es recomendable a los medios de comunicación el respeto en esos procesos y evitar ubicar el acoso escolar en las páginas de sucesos y de forma sensacionalista.

A la comunidad científica, que los datos que se ofrezcan a la sociedad sean lo más rigurosos, fiables, válidos y contextualizados posible, con el fin de construir y avanzar y nunca con afán sensacionalista o de notoriedad informativa, porque se puede generar así, una alarma social que no favorece en nada el abordaje del bullying y que a quien más perjudica es precisamente a las víctimas que de verdad lo están sufriendo.

Desde STEs-i hacemos un llamamiento a la responsabilidad e implicación de toda la Comunidad Educativa en dinámicas de resolución de los conflictos de forma colaborativa, y de valentía y compromiso para abordar el acoso escolar con decisión y sin ambages, a fin de erradicarlo de nuestros contextos escolares.

Confederación de STEs-intersindical

_________________

1A título de ejemplo y entre otros, citamos el del Defensor del Menor, 2005 y los estudios del Gobierno Vasco, 2005
 

© Confederación de STEs-Intersindical