NOTAS DE PRENSA Y ARTÍCULOS DE OPINIÓN

Confederación de Sindicatos de Trabajadores
y Trabajadoras de la Enseñanza – Intersindical
Carretas, 14-7º E-F 28012 Madrid Telf: 915322264
Fax: 915322280 stes@stes.es - www.stes.es

El nuevo proyecto de Real Decreto
de enfermedades profesionales

En nuestra página web www.stes.es podemos acceder al Proyecto de Real Decreto por el se aprueba el nuevo Cuadro de Enfermedades Profesionales en el sistema de la Seguridad Social y se regula el procedimiento para su notificación y registro.

Desde STEs-i nos felicitamos porque por fin se va a romper la inmovilidad del antiguo cuadro que data de 1978. También nos felicitamos porque nos sentimos parte activa de este cambio debido a nuestra tarea en la reivindicación por el reconocimiento de enfermedades profesionales que hemos venido realizando en todo el Estado Español en nuestras campañas desde el año 2000 y 2003 en muchos centros educativos con la recogidas de firmas por parte del profesorado y actas de claustros de los centros. Finalmente vamos a conseguir que se reconozcan los nódulos de las cuerdas vocales como enfermedad profesional de los y las docentes.

Sin embargo, la nueva lista no recoge todas nuestras reivindicaciones históricas. No satisface la reivindicación de los trabajadores/as como es que se reconozca como contingencia profesional con derecho a prestaciones y prevención, toda patología o enfermedad directamente relacionada con el trabajo. Además, no incorpora dolencias propias de nuestro tiempo como todas las relacionadas con el síndrome músculo-esquelético y las relacionadas con el estrés y los riesgos psicosociales en los ambientes de trabajo.

QUÉ CAMBIOS SE INTRODUCEN

El cambio más novedoso es el propio establecimiento de un nuevo cuadro de enfermedades profesionales. De los modelos existentes, un modelo totalmente abierto en el que incluir cualquier enfermedad que pueda relacionarse con el trabajo y otro modelo, como el que todavía tenemos, totalmente cerrado, que incluía un listado de enfermedades y sus agentes causantes, se ha optado por un modelo mixto. El proyecto de Real Decreto recoge el listado de enfermedades profesionales en dos anexos, el anexo I y el anexo II. En el primero se recoge la lista de enfermedades propiamente dicha y en el segundo se cifra otra lista de enfermedades cuyo origen profesional se sospecha y cuya inclusión en el anexo I podría producirse en un futuro.
Otro cambio importante es que faculta a los profesionales de la Seguridad Social para comunicar a los órganos competentes la enfermedad profesional, tanto las que son reconocidas como aquellas que podrían calificarse como profesionales.

Finalmente, entre sus novedades, propone un modelo de parte de enfermedad profesional y regula el procedimiento de su tramitación.

QUÉ ENFERMEDADES NUEVAS SE RECONOCEN

El Proyecto de Real Decreto incorpora de forma automática a la lista todas las enfermedades profesionales incluidas en el anexo I de la Recomendación de la Comisión de las Comunidades Europeas de 19 de septiembre de 2003 (2003/670/CE). Entre las enfermedades más novedosas que se pretenden incluir están las enfermedades derivadas del amianto, algunos trastornos músculo-esqueléticos y los nódulos de las cuerdas vocales.
El listado completo de enfermedades, los agentes que las provocan y aquellas actividades capaces de producirlas, pueden consultarse en nuestra página Web www.stes.es .

A QUÉ DERECHOS SE TIENE ACCESO

Cuando se consigue un diagnóstico de accidente laboral o de enfermedad profesional, las prestaciones que disfruta el trabajador/a respecto a las prestaciones cuando el diagnóstico es de enfermedad común son diferentes:

  • Asistencia obligatoria por cualquier médico.
  • Se considera el trabajador/a de pleno derecho, aunque no se le hubiera dado de alta.
  • No hay carencia, período de cotización previa.
  • Los medicamentos y prótesis son totalmente gratuitos.
  • Derecho a indemnizaciones por Lesiones Permanentes No Invalidantes.
  • La base reguladora es más favorable, si de la enfermedad contraída se deriva una invalidez.
  • Si el proceso de curación de la enfermedad exige tratamientos especiales, éstos corren a cargo de la Mutua de Accidente de Trabajo y Enfermedades Profesionales o de Muface (en enfermedad común hay tratamientos que no asume la Seguridad Social y que corren a cargo del enfermo).

Además, en el caso de reconocimiento de enfermedad profesional se establece:

  • La posibilidad de período de observación, con una Incapacidad Temporal de seis meses, prorrogable por otros seis, cuando se estime necesario para su estudio y diagnóstico, así como en caso de traslado de puesto de trabajo.
  • La obligación de practicar reconocimiento médico previo al ingreso en los puestos de trabajo con riesgo profesional. El ritmo de periodicidad de los reconocimientos siguientes depende del tipo de riesgo, aunque la norma general es el ritmo semestral.
  • Si como consecuencia de la enfermedad contraída, del descubrimiento de síntomas de la enfermedad sin repercusión todavía sobre la capacidad de trabajo, o en el caso de recuperación completa pero con posibilidad, probabilidad o certeza de progreso o recaída en la enfermedad profesional, se debe arbitrar el traslado de puesto de trabajo dentro de la misma empresa a otro exento de riesgo con conservación del salario del puesto antiguo -si el nuevo es inferior- con la única salvedad de las remuneraciones ligadas directamente a la producción que fueran exclusivas del puesto de procedencia.

Area de salud laboral de la Confederación de STEs-i
12-09-06

© Confederación de STEs-Intersindical