NOTAS DE PRENSA Y ARTÍCULOS DE OPINIÓN

Confederación de Sindicatos de Trabajadores
y Trabajadoras de la Enseñanza – Intersindical
Carretas, 14-7º E-F 28012 Madrid Telf: 915322264
Fax: 915322280 stes@stes.es - www.stes.es

STES-i CELEBRA EN EL DÍA DEL ORGULLO
LA CRECIENTE DIVERSIDAD DE LAS FAMILIAS

Las celebraciones del Orgullo Gay, Lésbico y Transexual se han convertido en un referente vigoroso de cómo la lucha por la transformación social no está reñida con el júbilo y el hedonismo. El Estado español es un buen ejemplo de ello, ya que coincidiendo con las multitudinarias manifestaciones ciudadanas que se han sucedido en los últimos años se ha conseguido la que quizá sea la legislación más innovadora y progresista del mundo –contando con la recientemente aprobada Ley de Identidad de Género- sin renunciar a unos actos festivos que en diferentes ciudades como Madrid son ya un señuelo que atrae cada año a miles de visitantes.

A un año de su aprobación, la ley que ha posibilitado el matrimonio entre personas del mismo sexo y la posibilidad de adopción por parte de las mismas ha demostrado su eficacia social al haber sido instrumento de igualdad para muchas personas que han dejado de ser ciudadanas y ciudadanos de segunda; por otro lado, la Ley de Identidad de Género ha supuesto un paso importantísimo en el camino de la mejora de derechos para las personas transexuales, que siguen atravesando por situaciones tremendamente injustas y marginales.

Por eso, en la Confederación de STES-i nos sumamos un año más a las celebraciones de estos días, recordando que la diversidad de modelos de familia es una realidad incuestionable en nuestra sociedad, que no tiene marcha atrás y que constituye, sin duda, un valor a defender, y llamamos a la participación en la marcha estatal que partirá en Madrid el sábado 1 de julio desde la Puerta de Alcalá.

Pero el que hoy gocemos aquí de un entorno legal y social mucho más favorable que el de antaño no debe hacernos perder la capacidad de alerta, para combatir la homofobia militante que albergan distintas instancias como la jerarquía eclesiástica católica y representativos sectores del Partido Popular y que en otros países es, por desgracia, la moneda de cambio más común.

Queda, desde luego, mucho por reivindicar en esta aldea global, testigo de terribles ejecuciones a muerte y en público por el solo hecho de ser homosexual, en países como Irán o de penas de prisión por el simple hecho de dar una fiesta gay, como ha ocurrido en China. La lacra que es la homofobia se cobra también sus víctimas del odio en países como Brasil o México, que ostentan el fúnebre récord de asesinatos callejeros a homosexuales por el hecho de serlo, más de uno al día.

Y sin salir de nuestra civilizada UE, cabría recordar al Gobierno de Polonia –y al de países candidatos como Rumanía- que la comunidad europea es, al menos en la teoría, un proyecto conjunto en el que el armazón básico y compartido es el respeto y la protección de los derechos humanos fundamentales. Y la vida privada de las personas, su capacidad de elección para transitar afectiva y sexualmente con quienes quieran, es, al menos a la luz de nuestro siglo y también a la del pasado, uno de esos derechos inalienables.

Justo López Cirugeda
Confederación de STES-intersindical
26-6-2006

© Confederación de STEs-Intersindical