NOTAS DE PRENSA Y ARTÍCULOS DE OPINIÓN

STES-Intersindical
Carretas, 14-7º E-F 28012 Madrid Telf: 915322264
Fax: 915322280 stes@stes.es - www.stes.es

Víctimas de la Violencia de Género en 2008

25 de noviembre
Día Internacional contra la violencia hacia las mujeres

VIVE EN IGUALDAD. VIVE SIN VIOLENCIA

La violencia contra las mujeres ha sido una constante a lo largo de la historia y, aunque estamos en los albores del siglo XXI, sigue siendo una lacra que parece no tener fin. Tratamos de interpretarla y de buscar soluciones, pero nunca llegará el fin de esta violencia si no tratamos de buscar la verdad desde la raíz, si no tratamos de desentrañar las verdaderas razones que la generan. Siempre se han penalizado las agresiones de los hombres a las mujeres, pero, en lugar de ser interpretadas como manifestaciones de problemas profundos, la sociedad patriarcal ha necesitado interpretarlos como casos aislados y acciones patológicas de quienes los cometen y no como un problema social de fondo.

La violencia contra las mujeres ha estado y está presente de forma generalizada y se presenta de muy diferentes formas: unas veces, de manera subliminal, a través del control y la falta de respeto hacia las mujeres en las diferentes manifestaciones de la vida, en las relaciones de pareja, en la familia, en el trabajo, en la imagen que se transmite de las mujeres en los medios de comunicación y en las diferentes manifestaciones culturales, etc.; otras, además, la violencia machista se intensifica y se agrava, estalla y muestra su lado más extremo y descarnado, dando lugar a la violencia física, que en muchos casos significa la muerte violenta de muchas mujeres a manos de sus parejas o ex-parejas.

El análisis de las circunstancias nos debe llevar a interpretar que el elemento común de las conductas violentas contra las mujeres está en los valores culturales y sociales. La diferencia sexual femenina siempre ha sido fuente y origen de desigualdades, de discriminaciones y de subordinación de las mujeres a los hombres. Así se ha construido la sociedad patriarcal, en base a su posición de poder y la forma de hacerse valer e imponer sus criterios. Como consecuencia de esta posición de desventaja y de subordinación, muchas mujeres no han podido salir de la espiral de la violencia en que han estado envueltas.

Por ello, si queremos erradicar de forma definitiva la violencia hacia las mujeres, sin duda, serán importantes e imprescindibles todos los esfuerzos legislativos como la Ley Integral contra la violencia de género o la Ley de Igualdad, pero nada será definitivo si no se ataja el problema desde la raíz, si no se aniquilan de forma definitiva los valores y costumbres ancestrales que han permitido el desequilibrio entre las mujeres y los hombres. Es necesaria una nueva forma de entender lo masculino y lo femenino, es necesario transformar la sociedad en la que vivimos y construir una nueva sociedad más igualitaria y respetuosa, una sociedad en que las mujeres y hombres vivan libres y en una sociedad igualitaria, unas nuevas formas de convivencia basadas en el respeto y la tolerancia entre todas y todos.

Como todos los años y cada 25 de Noviembre, desde la Organización de Mujeres de la Confederación Intersindical y STES-Intersindical, queremos manifestar nuestro rechazo profundo a la lacra de la violencia machista, además de nuestro compromiso inquebrantable en pro de una sociedad más justa e igualitaria, una sociedad en que vivamos en igualdad y, así y sólo así, lograremos erradicar de forma definitiva la violencia contra las mujeres.

VIVE EN IGUALDAD. VIVE SIN VIOLENCIA

Isabel González López
Responsable de la Organización de Mujeres
Confederación Intersindical y STES Intersindical

© Confederación de STEs-Intersindical