SECCIONES
La licencia maternal
Licencia por alumbramiento coincidente con periodo vacacional
Excedencias para cuidados de hijos
Lactancia de un hijo menor de nueve meses
Nueva ampliación del permiso por adopción
Parto múltiple
Reducción de la jornada por cuidado de hijos
Tramitación

LEGISLACIÓN EDUCATIVA
Permisos por maternidad


PERMISO DE MATERNIDAD DE LAS DOCENTES

Vamos a intentar aclarar una serie de dudas que surgen a menudo sobre cuáles son los derechos como trabajadoras y madres. Con esta información nos gustaría conseguir que nadie hiciera dejación de sus derechos por desconocimiento o presionada por las Direcciones Provinciales o las direcciones de los Centros.

LA LICENCIA MATERNAL

La Licencia por maternidad tiene, tanto para las funcionarias, acogidas a MUFACE, como para las Interinas, sujetas a la Seguridad Social, sobre la base de la Ley 3/89, derecho a un permiso de 16 semanas ininterrumpidas, ampliables por parto múltiple hasta dieciocho. Este período se distribuirá a opción de la interesada, siempre que seis semanas sean inmediatamente posteriores al parto. Por otra parte, si trabajan el padre y la madre, ésta, al iniciarse el período de permiso por maternidad podrá optar porque el padre disfrute de hasta cuatro de las últimas semanas siempre que sean ininterrumpidas y al final, salvo que en ese momento suponga riesgo para la salud de la madre.

En cuanto a los derechos económicos, la ley de acompañamiento de los PGE de 1995 considera que la cantidad que cobrarán durante éste período es del 100 % del salario para funcionarias y el 100% del haber regulador para las interinas.

Pero para tener derecho a la prestación económica por "maternidad" la Seguridad Social se requiere estar afiliada a la SS, y haber cotizado en los 5 años inmediatamente anteriores a la iniciación del descanso por maternidad al menos 180 días. Este es un problema con el que frecuentemente se encuentran las sustitutas, pero es un problema del sistema de Seguridad Social con el que se encuentra cualquier trabajadora al inicio de su vida laboral.

Otras casuísticas en las que también suelen encontrarse las sustitutas y a las que intentaremos dar solución o al menos explicar son:

  • Interinas y sustitutas embarazadas: tienen derecho a su descanso por maternidad como cualquier otra trabajadora, sin que el hecho de dar a luz conlleve el final de su nombramiento, de forma que se les pondrá un sustituto, volviendo a su puesto una vez que finalice la licencia por maternidad (por supuesto, en caso de que su sustitución se extendiese hasta ese momento). No es cierto que no se puede sustituir a un sustituto.
  • Mujeres que cuando van a ser nombradas están a punto de dar a luz. Eso en ningún caso puede ser razón para que no se les contrate, de manera que si os ocurre poneros en contacto con la asesoría jurídica del sindicato.
  • Mujeres que han tenido su hijo dentro de las dieciséis semanas anteriores al llamamiento para sustitución o interinidad. Las actuaciones de las Direcciones Provinciales son muy variadas, normalmente no suele plantearse problema, pues se la nombra y se le pone sustituto/a, pero a veces suelen entender que no pueden contratarla por no estar "disponible" en ese momento y llaman al siguiente. Hay Direcciones que se limitan a "guardarle su lugar en la lista", de forma que pasen a ocupar el primer puesto cuando transcurran dieciséis semanas desde el parto, a aquellas que, sin contratarlas y pagarles, les computan ese tiempo como trabajado, de manera que no pierdan puntos de cara a años posteriores.
    Desde el sindicato aconsejamos que no se comunique la maternidad hasta no haber tornado posesión. Quizá sea un poco irregular, pero mientras que no se regule bien...
  • Sustitutas cuyo nombramiento termina durante el período del permiso por maternidad: a partir de ese momento no será el MEC quien os pague, pero como desempleadas debéis inscribimos como demandantes en las Oficinas de Empleo, y seguiréis cobrando la prestación por ILT (75%) a través del INEM, pasando luego, si reunís los requisitos necesarios, a cobrar la prestación por desempleo. (Art.19 Ley 31/1984, de 2 de Agosto de protección por desempleo).
  • Peor solución legal tiene el caso de la sustituta que ya está parada cuando da luz, ya que para tener derecho a la prestación por ILT es necesario estar en alta (trabajando) o situación asimilada al alta (desempleo subsidiario); con lo cual si estas cobrando prestación por desempleo también cobrará maternidad, pero si no.... si echas cuentas y te compensa... pídete la baja antes de la fecha del parto, y así estarás en la situación del punto anterior.

LICENCIA POR ALUMBRAMIENTO COINCIDENTE CON
PERIODO VACACIONAL

El Decreto 1949/67 dice: "La vacación retribuida regulada en el art. 68 de la Ley podrá disfrutarse a continuación de la licencia por alumbramiento, siempre que a la funcionaria no le haya correspondido con anterioridad dentro del año natural". Esto supone que la funcionaria que obtiene permiso por alumbramiento durante las vacaciones tiene derecho a seguir disfrutando de éstas a continuación del período de licencia por parto, no pudiendo computarse las vacaciones dentro del período ininterrumpido que se concede por maternidad.

EXCEDENCIAS PARA CUIDADO DE HIJOS

El Art. 29.4 de la Ley 30 / 1984, de Medidas para la Reforma de la Función Pública, redactado por la Ley 3/1989 dice: "Los funcionarios tendrán derecho a un periodo de excedencia, no superior a tres años, para atender el cuidado de cada hijo.... a contar desde la fecha de nacimiento de éste... Durante el primer año de duración de cada período de excedencia, los funcionarios en esta situación, tendrán derecho a la reserva del puesto de trabajo y a su cómputo a efectos de trienios, consolidación del grado personal y derechos pasivos". De ahí podemos concluir:

  • Se tiene derecho a excedencia hasta que el hijo tenga tres años.
  • Se tiene derecho a la reserva del puesto de trabajo "durante el primer año de duración de cada período de excedencia", período éste que también se computa a efectos de trienios, consolidación del grado personal y derechos pasivos. (Durante la excedencia no se tiene derecho al salario ni a prestaciones por desempleo).

La Ley 411995, de 23 de marzo, de regulación del permiso parental y por maternidad, introduce la novedad de la reserva, transcurrido el primer año de excedencia, a un puesto de trabajo del mismo grupo profesional o categoría equivalente, o a un puesto de igual nivel y retribución en la misma localidad en el caso de los funcionarios y funcionarias.

Otra novedad es el cómputo de todo el tiempo que se permanezca en esa situación de excedencia a efectos de antigüedad, o a efectos de trienios, consolidación del grado personal y derechos pasivos, en el caso de la Función Pública. En la regulación anterior solamente se computaba a estos efectos el primer año de excedencia.

La administración suele entender que se tiene derecho a reserva del puesto de trabajo, cómputo de antigüedad, etc., durante el primer año de la vida del niño; desde el sindicato entendemos que es claro que se tienen tales derechos durante el primer año en que se disfruta de esa situación, independientemente de la edad del niño/a.

En cuanto a quiénes tiene derecho a este tipo de excedencia, como a cualquier otro, la ley se limita a hablar de funcionarios. Parece que el espíritu de la ley es restringirlo a los funcionarios/ as de carrera, no teniendo derecho a ella los interinos/as, ya que éstos en principio no tienen trabajo con una duración garantizada de forma que pudieran reincorporase al terminar la situación de excedencia. 

LACTANCIA DE UN HIJO MENOR DE NUEVE MESES

El Art. 30 de la Ley 30/84, al regular los permisos dicen en su párrafo 1.3: "El funcionario con sin hijo menor de nueve meses tendrá derecho a una hora diaria de ausencia del trabajo. Este derecho puede ser ejercitado tanto por el padre como por la madre en el caso de que ambos trabajen".

Este derecho a un permiso de una hora diaria, es "matizado" por Administración Educativa en lo que se refiere a los funcionarios públicos docentes, estableciendo en la Circular de Licencias y Permisos de la Dirección General de Personal de noviembre de 1991 y en circular de la Dirección General de personal de 22 de enero de 1992, que "el disfrute del derecho reconocido no podrá ejercitarse en horario coincidente con la impartición de las clases lectivas. A tales efectos, la Dirección del Centro arbitrará el procedimiento adecuado para garantizar el mencionado derecho en cualquier otro momento del horario de permanencia obligatoria del funcionamiento en el centro".

En aplicación de esto, y ante la dificultad que supone rehacer los horarios, en algunos Centros nos encontramos con que se niega a la funcionaria el derecho a ausentarse una hora diaria o a entrar o salir del trabajo medio hora más tarde o más temprano, obligándosele, en algunos casos, a acumularlas en los días de la semana en que hay horas de exclusiva.

Entendemos que esto es contrario a la misma Ley 30184. El jefe de estudios debe realizar el necesario ajuste de los horarios, razón por la cual los profesores que vayan a solicitar el permiso deben hacerlo con la antelación suficiente. Es decir, que ante el supuesto conflicto entre el derecho de la madre a disfrutar de esa hora diaria y el derecho a la educación de los alumnos/as, es responsabilidad de los órganos de dirección del Centro arbitrar las medidas oportunas para garantizar el derecho del alumnado a que se le impartan las clases, medidas que no tienen porqué pasar por impedir a las madres el disfrute de este permiso.

NUEVA AMPLIACIÓN DEL PERMISO POR ADOPCIÓN

La Ley de acompañamiento de los P.G.E. de 1.997 (BOE de 31.12.96), en el art.89 (modificando el art.30.3 de la Ley 3011984) dice: "En el supuesto de adopción de un menor de 9 meses, el funcionario tendrá derecho a un permiso de 16 semanas, contadas, a su elección, bien a partir del momento de la decisión administrativa o judicial de acogimiento, bien a partir de la resolución judicial por la que se haya constituido la adopción. Si el hijo adoptado es mayor de 9 meses y menor de 5 años, el permiso tendrá una duración máxima de 6 semanas. En el caso de que el padre y la madre trabajen, sólo uno de ellos podrá ejercitar este derecho".

PARTO MÚLTIPLE

Se dispondrá de 18 semanas de licencia por maternidad. La Ley 3011984, establece que el funcionario con hijo menor de 9 meses tiene derecho a una hora de ausencia del trabajo por lactancia. Sin embargo en la Resolución de M.A.P. de 14/12/1992 (B.O.E. 19/01/1993) lo amplía a partos múltiples y en el punto B.2.1.4.1 dice "Cuando existan dos o más hijos menores de 9 meses, el tiempo de permiso se multiplicará por el número de hijos a cuidar".

REDUCCIÓN DE LA JORNADA POR CUIDADO DE HIJOS

Art. 30. 1.f de la Ley 30184 dice: "Quien por razones de guarda legal tenga a su cuidado directo algún menor seis años o a un disminuido psíquico que no desempeñe una actividad retribuida, tendrá derecho a una disminución de la jornada de trabajo en un tercio o un medio, con la reducción proporcional de las retribuciones".

A este permiso tiene derecho tanto el funcionario de carrera como interino.

Algunas Direcciones presionan arguyendo dificultad para la sustitución, y si se concede la reducción no envían sustitutos, obligando al resto del profesorado del Centro a atender las clases sin profesor. Si este tipo de reducción os interesa, pedidla, el problema no es vuestro ni del resto del profesorado de vuestro Centro; es una tarea colectiva la de insistir ante la Dirección para que envíe un sustituto y ante la dirección para que utilice para esto al profesorado de apoyo.

TRAMITACIÓN

Estas licencias y permisos, como todos los demás, deben solicitarse con el modelo oficial que está a vuestra disposición en las Direcciones Provinciales, que debe presentarse en la Secretaría del Centro, donde después de registrarse lo enviarán a la Delegación, que es quien debe concederlos.

Una Circular interna del Instituto Nacional de la Seguridad Social, de 1 de septiembre de 1991, partiendo de que la Ley 3189, otorga a la mujer el derecho a la libre elección de la fecha en que disfrutará el descanso por maternidad, y de que el Convenio de la OIT sobre protección de la maternidad prevé una prolongación del descanso prenatal y puerperal en caso de enfermedad debida al embarazo. Con el fin de proteger a la mujer, establece que no procede la imposición del descanso obligatorio por maternidad por razones de enfermedad, sea o no consecuencia del embarazo (si la interesada no hubiese optado por el descanso maternal), sino que estas darán lugar a una ILT que se podrá mantener hasta el momento del parto, momento en el que necesariamente se iniciará la licencia por maternidad.


© Confederación de STEs-Intersindical