Día Escolar por la Paz
Descargar cartel
 

El día escolar por la paz y la no violencia
(30 de enero de 2009)

MANIFIESTO

El día 30 de enero coincide con el asesinato en 1948 de Ghandi,
que fue un hombre sencillo, convertido en héroe en la memoria popular,
activista político y defensor de la “no violencia” y la Paz como camino.

 

El día 30 de enero que todos los años llega y como siempre cargado de guerras, de muertes sin sentido y violencia irracional; permite preguntarnos, ¿si no habría políticos que supieran solucionar los conflictos de forma pacífica y no violenta? Es un interrogante que nos hace el alumnado en los centros educativos, cuando desarrollamos la Educación para la Paz siguiendo las pautas de la Ley Orgánica de Educación (LOE). La violencia no es solución, como no lo fue en las guerras mundiales, ni en Yugoslavia o Afganistán, ni para Irak… mirando las fotos de Gaza, con 410 niños muertos, 108 mujeres y 113 ancianos… en un total de 1213 muertos en 22 días de ataques, qué solución es ésta ¿quién es capaz de dormir con esta responsabilidad?

La paz se manifiesta en la convivencia diaria y en todos los ámbitos cotidianos: familia, escuela, trabajo… En los centros educativos diariamente se educa en la resolución de conflictos de forma pacífica, y este día 30 de enero, se aprovecha para hacer una serie de actividades apropiadas en las que se puede implicar toda la comunidad educativa, siendo éstas continuidad de la enseñanza y vivencia cotidiana de educación para la paz y la convivencia.

La educación para la paz es educar en valores humanos. Educación necesaria para la convivencia en una sociedad intercultural y diversa en la que actualmente vivimos.

Este valor “la Paz” estrechamente vinculado con la convivencia, para que se pueda desarrollar en los centros educativos cumpliendo la Ley, necesita una serie de medidas que desde STEs - Intersindical pedimos: incremento de recursos específicos para desarrollar la convivencia y la disminución del número de alumnado por aula, mejoras también demandadas por el Consejo Escolar del Estado. Si no facilitamos y hacemos posible el desarrollo de estos valores, ¿para qué tanta insistencia con bombo y platillo en la convivencia, con el observatorio y legislación autonómica relativa a convivencia? Para que todo lo referente a la “paz y convivencia” lo hagan las mismas profesoras y los mismos profesores, lo podíamos haber seguido llamando “enseñar a convivir”, tal y como ya estaba.

Nuevos tiempos a nivel internacional

Recordando aún con enorme rabia la gran sordera de los Estados Unidos y sus aliados europeos (Bush, Aznar, Berlusconi y Blair) hacia las voces populares que en grandes manifestaciones les pedían "no a la guerra". Sin olvidar a estos dirigentes que saltándose el derecho internacional y la ONU, invadieron Irak y ahí están las consecuencias sociales injustificables y desgraciadamente sin vuelta atrás. Llegan nuevos tiempos para las relaciones internacionales, así lo esperamos, desde STEs - Intersindical le pedimos al señor Obama que borre de su agenda el “eje del mal” y se atenga a las directrices de la ONU, que introduzca el contenido y valor de la paz especialmente en su política exterior.

El mundo no puede soportar una barbaridad como la de Israel, es totalmente injustificable. Las heridas que han dejado en Gaza y en el mundo, tardarán tiempo en cicatrizar y nunca se olvidarán, Israel ha aplicado la ley de la fuerza, la cara más impresentable del ser humano. ¿Qué pintarán los niños y niñas palestinos, cuando les pidan un dibujo libre, cuáles serán sus sueños, cuándo calmarán su miedo?

El mundo precisa solidaridad y reparto de riqueza. Acabar con la violencia estructural: las hambrunas, pobreza, enfermedad, falta de agua, de hospitales, de escuelas. Los y las que pensamos que otro mundo es posible y necesario, somos capaces de imaginar un mundo sin guerras, sin fábricas de armas, estamos a tiempo de parar las guerras existentes y de no crear ninguna más. Si van a hacer guerras o a vender armas para que otros las hagan, no hablen de paz en las campañas electorales.

Son millones y millones de personas las que creen en esta idea, escúchenlas. ¡Basta ya de guerras!

STEs – Intersindical
Felipe Moraga
 

A 21 de enero de 2009

Sin armas y a reír
Sin armas y sin miedo

En una oscura noche de invierno soñé que me llevaba todas las armas, iba subido en mi caballo blanco alado y las fui cogiendo una a una, hasta que no quedó ninguna. Era un 30 de enero y la luna y las estrellas no alumbraban, estos astros me ayudaron para no ser descubierto, eso sí, no hice ni chispa de ruido.

Me di bastante prisa porque había muchas armas que coger, ya que todos los países del mundo en ese día tenían armas. Nadie se dio cuenta de mi gran robo, quizá porque había poca luz, tal vez los vigilantes estaban despistados o no se lo esperaban, quién sabe cuál fue la razón… es posible que fuera un 30 de enero mágico y de sueño. Recuerdo que al pasar por la India, un señor muy amable llamado Gandhi me deseó buena suerte. Y curiosamente los soldados que estaban en guerra, es decir pegando tiros, al vernos pasar nos daban las armas sonrientes y se cruzaban de brazos.

Además de mi caballo volador llamado “Risa”, también tenía un poder muy especial, porque podía hacer las cosas muy pero que muy pequeñas. Por ejemplo; un tanque lo conseguía hacer del tamaño de un minúsculo trozo de la pata de una hormiga; un avión de esos de guerra, lo podía convertir en menor que una parte de media cabeza de alfiler; los helicópteros los reducía en más de la mitad de un granito de café, de esos que casi no se ven.

Como había mucho material que cargar en todo el mundo y para evitar tener que hacer dos, tres o cuatro viajes; “Risa” carcajeando llamó a sus amigos y amigas: “Risitas”, “Risejas”, “Risillas”, “Risetona”, “Risetón”, “Risabel” y “Risaura”. A pesar de todas estas ayudas tuve que hacer a estos objetos de acero, primero el doble de pequeños, luego el triple, después el cuadruple, y hasta el quintuple de diminutos para poder cargar con todos ellos de una vez.

Se me ocurrió decir -¿os imagináis si también hubiera armas en los otros planetas Marte, Saturno… y tuviéramos que quitárselas para que no tuvieran guerras? Los pacíficos caballos y las yeguas se rieron y carcajearon durante un rato.

Éramos como los Reyes Magos o Papá Noel; con la única diferencia de que en lugar de regalar, quitábamos las armas a las fábricas y cuarteles, mientras soñaba se me ocurrió pensar, si este hurto no sería también un regalo para ellos y ellas y para la humanidad.

¿Pero dónde iríamos con todas estas armas para que no se pudieran ver, ni recuperar, ni usar? Lo de guardarlo en cuevas era muy conocido y en seguida lo encontrarían, igual pasaría con hacer una gran zanja en el suelo y enterrarlas o con meterlas en una caja fuerte… por lo que decidí de forma rápida quizá por el cansancio, meterlo todo en algo muy propio de cada uno o una la cama, un sitio útil para despistar a los que quisieran buscar sus armas, que desde luego serían bastantes, porque ¿cuántos países hay en Europa, en América y en Asia?, así quedé dormido, pensando de nuevo que a nadie se le podía ocurrir que tenía todas las armas del mundo escondidas en mi cama.

Llevaba un buen rato sin soñar con nada; cuando me di cuenta de que los caballos y las yeguas se habían marchado, probablemente al dejar de soñar y también porque tenían cansancio de la larga noche. Noté que alguien con bigote, gorra y con estrellas en los hombros trataba de quitarme un tanque. Y le tuve que decir: - ¡oiga!, que este tanque es mío.

Este señor que parecía un mandamás, me acusó de cometer un gran delito internacional y me amenazó con que sería juzgado. Le dije que se fuera de mi sueño, que no le había llamado. Después de fijarme bien, alrededor de mi cama había bastantes señores de estos que llaman “de la guerra” y con cara de enfado, creo que me decían todos, devuelva todas las armas o algo así.
Me fui a dar la vuelta en la cama para no verles la cara y pensando en que el mundo estaría mejor sin armas, cuando noté que ésta estaba algo durilla con tantos trozos de metal y acero que tenía debajo del edredón y de mi cuerpo.

Oí un gran vozarrón que decía, -¡devuelva las armas a su sitio y a su tamaño!.

No me quedó más remedio que preguntar: -¿para qué quieren las armas?

Otro mandamás en no sé qué idioma dijo algo que no entendí, pero el del bigote le tradujo: -¿imagina usted un país sin armas?

Le dije: sí.

Entonces hice lo único que podía y sabía hacer, convertirme en muy pero que muy pequeño, tan minúsculo que no me pudieran ver. Estaba justo al lado de una gran bota de esas de militares y me parecía grandísima, para evitar que me hiciera papilla con un pisotón, me fui poco a poco a un rincón de la habitación, allí hice mi guarida en una raya negra, de las que hay entre las baldosas y ahí me agarré a un resalte que encontré.

Tenía mucho miedo por si me pisaban o me cogían. Pensé que igual o peor miedo se debía pasar en las guerras, me alegraba de haber quitado todas las armas del mundo, además esto solamente era un sueño, el mío, ¿por qué tanto lío?

Un señor con traje elegante, que debía ser empresario de los que fabrican armas, dijo algo que después se tradujo en coger una escoba y barrer, pero como yo estaba pequeñísimo y en un rincón muy escondido, no consiguieron arrastrarme con los escobazos, ni verme, aunque para buscarme usaron una gigantesca lupa que daba miedo por el tamaño.

Desperté recordando todas las guerras que había en el mundo, y me volví a dormir, para volver a soñar que un mundo sin armas y con risa se podría lograr. Otro mundo es posible.

ACTIVIDADES
PARA 3º CICLO DE E.P. Y 1º CICLO DE ESO:

1.- Pon otro título al cuento.
2.- Pon otros nombres a los caballos y yeguas con alas.
3.- ¿Cómo llamarías al niño o a la niña que tiene este sueño? ¿Cuántos años tiene? ¿En dónde vive?
4.- Busca en el diccionario las palabras que no comprendas.
5.- Inventa otro final del cuento.
6.- ¿Quién es Gandhi?
7.- ¿Qué pasaría si no hubiera armas?
8.- ¿Por qué los soldados dejaban las armas y sonrientes se cruzaban de brazos?
9.- ¿Por qué puede ser que no se dieran cuenta los vigilantes de que les quitaban las armas, o realmente se daban cuenta y las querían perder?
10.- Inventa un cuento en el que las armas se doblan, se pierden o no funcionan.
11.- Resume el cuento.
a) ¿Qué quiere conseguir ese niño o niña?

Felipe Moraga Vacas en contra de las armas, a favor de la palabra y el diálogo.
 


Recursos

Propuesta que el Movimiento de Renovación Pedagógica Alarife ha realizado, difundido con la colaboración de USTEA, para que en la programación de las actividades del Día de la Paz se pueda incluir el tratamiento del conflicto entre Israel y el pueblo Palestino

Propuesta didácticas de Intermon Oxfam

Propuestas didácticas para el trabajo en el Aula. AVERROES. Junta de Andalucía

Cuaderno de la paz en el aula en el Portal de Educación de la Comunidad de Castilla León

Red de Recursos de Educación para la Paz, el Desarrollo y la Interculturalidad

Grupo de Trabajo Educar por una Cultura de Paz

Educación en valores. Mi escuela y el Mundo

ABC: la enseñanza de los derechos humanos. Actividades prácticas para escuelas primarias y secundarias. Naciones Unidas, Alto Comisionado por los DDHH, 2004

Manual de Educación en los Derechos Humanos con Jóvenes. Consejo de Europa. Completo manual de educación en derechos humanos, con múltiples propuestas didácticas. Versión en español a cargo del Instituto de la Juventud

Materiales del Ararteko.

1. Materiales para la educación en Derechos Humanos. Educación Secundaria: ESO y Bachillerato. 105 ejercicios prácticos para diferentes áreas y líneas transversales. Gorka Azkarate, Lourdes Errasti y Maite Mena. Ararteko, 2000
2. Nuestros derechos. Educación primaria (9 a 12 años). Material educativo basado en la Convención sobre los Derechos del Niño. 30 unidades temáticas, con tres actividades por unidad. Fernando Díez Ruiz, coordinador (Investigaciones y Programas Educativos,S.L.). Ararteko, 2001


Consulta también la página de ejemplos de actividades.

Aprender a vivir la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Unidad didáctica enfocada al conocimiento de la Declaración Universal. Elaborada por el grupo de Sevilla de Amnsitía Internacional con motivo del 50 aniversario de la Declaración Universal.

Educar en y para los Derechos Humanos. Unidad didáctica con diferentes dinámicas y actividades para trabajar los derechos humanos. Realizada por el "Seminario de Educación para la Paz". Los Libros de la Catarata / Amnistía Internacional. Precio: 14,5 euros. A partir de 12 años.
Parcialmente disponible en: www.pangea.org/edualter/material/ddhh/sedupaz.htm

Consulta también la página de ejemplos de actividades.

Red de Escuelas Asociadas de la UNESCO. Cuadernos de ejercicios, organizados por materias, para la enseñanza de los derechos humanos

Educación para la paz. Banco de recursos: juegos y dinámicas. Escola de Cultura de Pau (Universitat Autònoma de Barcelona)

En català

La Convención sobre los Derechos del Niño. Propuesta para Educación Secundaria. José Tuvilla Rayo. Este y otros materiales de educación en ddhh y para la paz se pueden desecargar desde

Propuestas para trabajar los derechos humanos en el aula. Actividades para la educación infantil, primaria, secundaria y formación del profesorado. José Tuvilla Rayo.

Carpeta didáctica contra la tortura. Actividades de reflexión, debate, juegos de rol, etc. dirigidas a adolescentes y jóvenes con el objetivo de dar a conocer la realidad de la tortura y la necesidad de implicación individual y colectiva para conseguir mejoras en la sociedad. Elaboradas por ACAT.

En català

Música y derechos humanos. Página de enlaces del apartado de música

Educación para la paz, la interculturalidad y el desarrollo. Edualter.

Educación para la paz. Sedupaz.  

Refugiados. ACNUR. 

Els drets de l'infant: recursos educatius

Interculturalidad, racismo, discriminación. Aula Intercultural  
 


 

© Confederación de STEs-Intersindical